Cataluña

A chufla lo toma la gente

Emilio Campmany

Habría que tomarse "el proceso" en serio, aunque ya sé que cuesta. Porque ¿qué quieren los nacionalistas de CiU? La independencia, dirán los menos leídos. No está claro. En ningún sitio dicen que quieren la independencia. Dicen que quieren un Estado propio. Tanto gusto ¿y eso qué es? Pues eso, un Estado que sea sólo de ellos. Eso puede o no conseguirse dentro de un Estado federal o confederal, y desde luego siendo independientes. ¿Y qué quieren ellos? No lo dicen. Y, si preguntas, te vacilan.

Convergencia i Unió no es un partido, sino dos que se presentan en coalición. Nada hay de extraño en eso. Sin embargo, es chocante que los dos líderes de los dos partidos quieran cosas aparentemente diferentes en algo tan serio. Duran dice que es confederalista y Mas que es independentista, pero sin decir que lo es. Y luego hay una manifestación para pedir la independencia y quien va es el confederalista y el que pasa es el independentista. Uno dice que todo tiene que hacerse con respeto a la ley y el otro que no habrá tribunales ni constituciones que lo detengan. Y lo mejor es que, en estas dos declaraciones, la novedosa es la primera, porque que un líder de CiU manifieste su propósito de respetar la ley es más que notable, sorprendente, mientras que el que el otro diga que no piensa pararse en barras como tribunales o constituciones es de lo más vulgar porque llevan lustros haciéndolo todos los nacionalistas.

Después, Mas dice que no hay que tener miedo. Se supone que lo del miedo lo dice por quienes afirman que, si accediera a la independencia, Cataluña se quedaría fuera de la UE, a la intemperie, frente a un largo invierno económico. Lo curioso es que quien advierte con más vehemencia de que eso será así es precisamente el otro líder de CiU, Duran i Lleida. Así que los dos nos están regalando un espectáculo en forma de diálogo que recuerda a los que mantenían Los Hermanos Calatrava, donde Duran hace de guapo triste y aguafiestas y Mas de feo alegre y animoso.

Si esto es poco serio, menos lo es lo de los electores independentistas. Nada menos que a un 20% de ellos se les arruga el entusiasmo secesionista si resulta que hay que quedarse fuera de la UE. ¿Y eso es patriotismo? ¿Eso es emocionarse con la "senyera" y "Els Segadors"? ¿Cómo puede alguien que se siente oprimido bajo la bota de un poder extranjero estar dispuesto a seguir estándolo cuanto haga falta con tal de seguir en la UE? Que se lleve ojo el independentismo porque con esos patriotas no va a llegar muy lejos. Ya lo dice Mas, intentarán desestabilizar el proceso y a él mismo. Y tiene gracia porque son ellos mismos quienes se autodesestabilizan, a ellos y a su proceso. A chufla lo toma la gente. Y a mí me da pena y me causa un respeto imponente.

A continuación