Ni el PSOE ni Sánchez están para dar lecciones