Filomena: el Gobierno sabotea la reconstrucción en Madrid

EDITORIAL

Las temperaturas inusualmente bajas van a complicar los trabajos de retirada de nieve en Madrid, una de las comunidades más afectadas por el temporal de nieve Filomena. El descenso térmico propiciará la aparición de numerosas placas de hielo, lo que hará aún más peligrosa la circulación de vehículos y personas e impedirá una rápida retirada de la ingente cantidad de nieve acumulada en vías, calles y tejados.

Así las cosas, la solicitud de declaración de zona catastrófica para Madrid anunciada por el alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida, parece de todo punto razonable, en vista de los graves perjuicios que va a sufrir la ciudad y, por su condición de gran nodo nacional, buena parte del resto de España.

Pero, como era ominosamente de esperar, el Gobierno social-comunista se ha precipitado a rechazar tal demanda, que tiene por objeto movilizar recursos económicos y adoptar medidas ventajosas de tipo fiscal para compensar las pérdidas de las miles de empresas que han visto notablemente perturbada su actividad.

Una vez más, Pedro Sánchez y sus socios se sirven de la adversidad para castigar a una región que se resiste a caer en sus manos, aunque para eso tengan que menoscabar gravemente los intereses de la ciudadanía.

Madrid es una zona estratégica crucial para el transporte aéreo, ferroviario y terrestre. El colapso de sus infraestructuras provoca necesariamente problemas de distribución que afectan al resto del país, lo cual es especialmente grave justo cuando se está procediendo a la distribución de las vacunas contra el covid-19. Pero nada de esto detiene a la banda de Sánchez e Iglesias, dispuestos a todo con tal de perjudicar a José Luis Martínez Almeida y a Isabel Díaz Ayuso, dos políticos que, con su trabajo cotidiano, ponen aún más de manifiesto la ruindad de los peores gobernantes de la democracia.

A continuación