¿Cómo osa la afición del Atlético a hacer y pensar lo que les dé la colchonera gana?

David Vinuesa

El Atlético de Madrid ganó al Alavés en el minuto 90 con un gol de Luis Suárez. Si alguien reduce el resumen de lo sucedido en Mendizorroza a esta simple frase, quizá porque no vieron el partido o porque su visión pasa siempre por un impoluto filtro blanco, quizá convenzan a muchos seguidores para que piensen que el Atlético ganó de 'chiripa' al Alavés. Inmerecido dirán algunos. Con suerte dirán los otros. Pero, ¿qué partido vieron aquellos que reducen todo a la frase inicial de este párrafo?

Ojo, es cierto que el Atlético no jugó como la España de 2008 que ganó la Eurocopa con Luis Aragonés o como la que ganó el Mundial de 2010 con Vicente del Bosque, estrella por cierto que se ganó con cuatro partidos en los que el resultado fue de 1-0, 1-0, 1-0 y adivinen, 1-0. El Atlético no deslumbró, pero seamos serios, el gol de Luis Suárez en el 90 se convirtió en épico porque Felipe tuvo la mala suerte de meterse un golazo por la escuadra en el 84'. Sin ese gol y con un poco más de acierto, la victoria del líder de Primera hubiese sido de 0-1 o 0-2 y de vuelta a Madrid sin apenas haber notado el frío. 

Repasando noticias, opiniones y tertulias parece que hay una nueva forma de criticar al Atlético del Cholo Simeone. Si el equipo rojiblanco no pierde habrá que criticar el cómo de sus victorias. Antes no quería la pelota y se le criticaba por ello. Ahora que la tiene y domina los partidos se demanda un 3-0 o un 0-3 en cada partido. Ni siquiera es suficiente proclamarle campeón en diciembre. No basta. Ahora hay que seguir llamándole favorito y a la vez evolucionar las críticas. Metamorfosear la crítica todo lo posible para que el halago no sea la única forma de hacer daño o de presionar al equipo del Cholo. 

¿Saben qué partido no mereció ganar el Atlético? El último de 2020 ante el Getafe. Ahí jugó unos 20 minutos primorosos para después verse superado por el equipo de Bordalás. Ahí todavía se podían entender algunas opiniones en su contra, pero ¿ante el Alavés? ¿En serio? He llegado a leer que el Atlético no sumó más de dos ocasiones y he tenido que volver a ver el partido porque mi intuición me decía que algo fallaba en esa reflexión. Y revisionando el partido pude ver el gol de Llorente, el tanto de Luis Suárez y sorpresa, varias jugadas de peligro con Suárez y Carrasco que uruguayo y belga decidieron regalar a un compañero y no finiquitar ellos mismos. Lo mismo estoy loco, pero jugadas de ese tipo yo las cuento como ocasiones claras. Por si acaso, me he ido también a las estadísticas buscando esas dos ocasiones aisladas y sorpresa, me salen ocho tiros, cuatro a puerta, tres ocasiones claras y dos ocasiones claras falladas aparte de los goles. ¿Solo dos ocasiones aisladas? Me da que no que no cuela.

Ahora es turno de criticar las victorias de Simeone. Ha llegado ese momento. Algunos dirán que es una forma de criticar a los equipos grandes porque se ha dado por hecho que como eso se hace con Real Madrid y Barcelona se debe hacer con todos. Igual que se da por hecho que una afición debe cambiar su lema porque sus rivales y los periodistas afines a sus rivales tiendan a vivir siempre en los extremos. "Si yo critico a mis jugadores incluso cuando ganan, tú también tienes que hacerlo o eres un mediocre". Así parece funcionar el tema en España. O haces lo mismo que ellos o lo estás haciendo mal. No hay término medio y como ellos no lo usan, la afición del Atlético está obligada a abandonar el "partido a partido" de Simeone. ¿Cómo osa la afición colchonera no hacer lo mismo que hacen otros equipos? ¿Cómo se atreven a hacer lo que les dé la gana? ¿Acaso tienen derecho a no pitar a Simeone si la cosa va regular o a no irse a Neptuno cuando los están empujando desde más arriba para que cojan sitio ya en la fuente madrileña? Estos colchoneros locos...

Además la victoria del Atlético vino ayer cimentada por un gol épico de Luis Suárez. Para muchos un jugador que no está para jugar en Primera División. Pues bendito problema y bendito "cojo" como le llaman algunos. 9 goles en 12 partidos de Suárez. El exfutbolista más goleador de la historia. La vida tiene unas cosas... que le pregunten al gladiador Marcos Llorente. Por cierto, siguiendo con el tema del partido a partido y con lo de celebrar antes de tiempo acabo con un detalle más. Pongan en Google "el peor inicio del Atlético desde que está Simeone en el banquillo". No se corten. Lo escriben y le dan al enter. Seguramente encontrarán noticias muy recientes y cuidado, no es una crítica a los periodistas que la escriben, porque eran datos objetivos, pero es una prueba más de lo que cambian las cosas en poco tiempo. Si algo funciona, para qué cambiarlo. Pues eso, partido a partido. 

 

A continuación