Colombia y un veloz examen de IQ

Aldo Mariátegui

Todo indica, por lo menos a nivel de encuestas, que el candidato marxista Gustavo Petro ganará las próximas elecciones presidenciales colombianas. O sea, los colombianos tienen casi dos millones de venezolanos refugiados en su país, que no se han mudado voluntariamente a Colombia porque este país sea el Paraíso, sino que escaparon como pudieron de una Venezuela convertida en el Averno por el chavismo. Y aun así muchos van a votar por un candidato chavista... Los colombianos sufrieron como nadie el terrorismo. Y aun así muchos van a votar por un tipo que estuvo vinculado al felizmente extinto M-19, esa gavilla terrorista castrista… Los colombianos se quejan de la mala gestión pública de sus políticos. Y aun así muchos van a votar por quien resultó un pésimo alcalde de Bogotá… (Petro fue el típico izquierdista palabrero en campaña que resultó un pésimo gestor en la cancha. Incluso fue destituido temporalmente de su cargo, pero la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, siempre aliada de la izquierda, ordenó reponerle).

Los colombianos le exigen honestidad a sus políticos. Y aun así muchos van a votar por un candidato que fue filmado recibiendo fajos de billetes… Los colombianos pueden enterarse fácilmente de lo desastrosos que han resultado los Gobiernos de izquierdistas como Castillo (Perú), Fernández (Argentina), Ortega (Nicaragua) o Arce (Bolivia). Y aun así muchos van a votar por un similar candidato izquierdista... Los colombianos pueden observar cómo Boric se desinfla aceleradamente en Chile, porque no pasa de ser un activista demagogo al que le queda inmenso el puesto. Y aun así muchos van a votar por otro activista demagogo...

Muy hispanoamericanamente inexplicable, ¿no? Lo único que me queda claro es que he encontrado una fórmula para averiguar inmediatamente el coeficiente intelectual (IQ) de cualquier interlocutor hispanoamericano que tenga enfrente. Le preguntaré por quien votó, y si me contesta que Petro, Castillo, Ortega, Evo, Maduro o los peronistas, inmediatamente sabré que su IQ es menor a los 85 puntos (o sea, "inteligencia límite inferior al promedio normal"), sin someterle a ningún largo, oneroso y agotador examen.

PD: En España ese resultado instantáneo de IQ menor a 85 puntos se revelará si te responden que sufragaron por Podemos, que Yolanda Díaz les impresiona o que no les parece mal que Pedro Sánchez se haya aliado con los independentistas catalanes y los filoetarras de Bildu. ¡No falla!

A continuación