ACTO SOBRE "LA NECESIDAD DE ESPAÑA"

Vidal-Quadras: "No son tiempos para un reformismo pausado"

En un encuentro propiciado por la Fundación Valores y Sociedad, Mayor Oreja y otros seis conferenciantes han disertado sobre "la necesidad de España".

C.Jordá

En un salón más que abarrotado de un céntrico hotel madrileño Mayor Oreja y otros seis conferenciantes se han reunido para hablar de "la necesidad de España" como respuesta a la crisis, y no sólo económica, por la que atraviesa nuestro país.

El plantel de lujo estaba formado por el propio Mayor Oreja, el exdiputado popular y expresidentes de Endesa, Manuel Pizarro; el periodista y escritor José María Marco; la académica Carmen Iglesias; el director de ABC, Bieito Rubido; el que fuera líder de los socialistas vascos, Nicolás Redondo Terreros; y el que fuera líder de los populares catalanes, Alejo Vidal-Quadras, actualmente Vicepresidente del Parlamento Europeo.

Se trataba del segundo acto público de la Fundación Valores y Sociedad, que preside el propio Mayor Oreja y que inició su andadura el pasado mes de marzo. La presencia de centenares de personas que han desbordado la capacidad del salón asignado para la celebración de la mesa redonda permite calificarlo como un rotundo éxito de público.

Mayor Oreja: regeneración moral

Palabras como regeneración y reforma se han oído en las intervenciones de prácticamente todos los participantes, empezando por el propio Mayor Oreja que ofició como presentador del acto y ha sido el primero en dirigirse al público.

Mayor ha incidido en el carácter moral de la crisis, que ha definido como "de valores" y ha defendido "un proceso de regeneración moral" que pase por "una marcha atrás de los proyectos de ingeniería social que hemos padecido".

También ha abogado por "fortalecer la Nación" ya que "para una mayoría de españoles la Nación Española y su fortalecimiento constituyen condiciones necesarias para la salida de la crisis". Algo que todavía es más importante en un momento en el que "la unidad nacional está seriamente amenazada", especialmente por el "desafío" que va a su poner la mayoría nacionalista del PNV y ETA tras las próximas elecciones.

Como no podía ser de otra forma Mayor ha analizado la situación de la banda terrorista, que podría ser la ganadora de esos comicios "como consecuencia de su legalización y legitimación". De hecho, el eurodiputado popular ha defendido que "el proceso sigue vivo, está en marcha" y que, por tanto, "hay que saber articular un proceso que vaya en la dirección contraria y que agrupe a los españoles de izquierdas, derecha y centro".

Vidal-Quadras: regeneración de fondo y a fondo

La intervención del vicepresidente del Parlamento Europeo ha sido la más apasionada y también la más aplaudida por los presentes. El catalán ha hecho una lectura certera de la situación actual de nuestro país, señalando que problemas como la partitocracia, la justicia politizada o la "inadecuación del marco" institucional de nuestro país. Estos y otros problemas hacen que sea "imposible ignorar que nos hallamos en un final de ciclo" y que "España requiere una regeneración de fondo y a fondo".

Además, ha urgido al Gobierno a exponer la realidad de la situación y tomar las medidas urgentes que son necesarias: "Cada día que el Ejecutivo deja pasar sin exponer a la ciudadanía esta verdad y llamarla a la recuperación es un día perdido".

También ha reclamado al Gobierno de Rajoy que "sea fiel a sí mismo", asegurando, en referencia a las palabras del Presidente que "es falso que no podamos pagar los servicios básicos, lo que no podemos permitirnos el tinglado voraz que se ha creado para gestionarlos".

En este sentido, ha reclamado urgencia en las medidas, "un bisturí rápido y certero" y ha asegurado que "no son tiempos para el reformismo pausado". Por último, ha pedido "que los dos grandes partidos" lleguen a acuerdos de estado o "en un plazo entre uno y tres años habrá una convulsión política y social de consecuencias imprevisibles".

 

Manuel Pizarro: falta de grandeza

El que fuera presidente de Endesa y diputado popular ha centrado su intervención en el plano económico, pero desarrollando las implicaciones más allá de la pura economía.

Así, ha recordado que "las sociedades abiertas se basan en la transparencia y la responsabilidad", recordando el ejemplo del caso Enron como ejemplo de lo que ha causado buena parte de la crisis.

Pizarro ha recordado también que "los 3,5 billones de euros que debemos son 3,5 billones de espejos recordándonos y demostrándonos que estábamos viviendo por encima de nuestras posibilidades".

Finalmente, ha reclamado una serie de reformas en diferentes ámbitos (financiero, energético, educativo, en la Justicia y en las instituciones) que se podían resumir en una acertada frase: "Es el momento de reconstruir un edificio que es la patria española, que nos sostiene y cobija a todos".

A continuación