LOS ALCALDES CUENTAN SU EXPERIENCIA

La terrible herencia que recibe el PP en el 'cinturón rojo' de Madrid

Los nuevos ayuntamientos del PP en el denominado 'cinturón rojo' de Madrid se han encontrado las arcas en auténtica quiebra técnica.

LIBERTAD DIGITAL

El pasado 22 de mayo el PP hizo añicos de lo que quedaba del denominado cinturón rojo de Madrid. Históricos municipios socialistas como Leganés o Getafe pasaban a los populares mientras que otros como Alcorcón volvían a ser recuperados por la formación de Mariano Rajoy.

Sin embargo, aunque sabían de la situación económica que se podían encontrar y de ahí que pidieran auditorías, la situación real es muchísimo peor de lo que imaginaban. Es lo que ocurre en Getafe, Leganés y Alcorcón, ciudades que superan los 150.000 habitantes cada una.

Por ejemplo, el nuevo alcalde de Getafe, el popular Juan Soler, afirma en ABC que "aquí la gestión ha sido bastante rocambolesca". Y es que a los datos hay que remitirse. De un presupuesto para 2011 de 290 millones de euros, existe una deuda de 105. Por ello, el regidor afirma que "no tengo afán revanchista pero sí la obligación de saber el estado de las cuentas municipales. Todo esto depende de los resultados que arroje la auditoría". Para más inri, Soler asegura que "hay partidas de las que ya se han gastado el 90 por ciento antes de llegar al PP a la Alcaldía".

Peor es, sin duda, lo que ocurre en Alcorcón. El popular David Pérez necesitará más que ayuda para poder reflotar la situación. Y es que de un presupuesto de 193,5 millones, el Consistorio tiene una deuda de 250, es decir, un déficit del 182 por ciento.

En este sentido, a junio de este año, Alcorcón debía a los bancos 135,5 millones mientras que los ingresos corrientes de la ciudad, generados fundamentalmente de la recaudación, es de 137. Así, de cada 100 euros recaudados, 99 deben ir para pagar la deuda.

Tampoco es nada sencilla la situación que Jesús Gómez se ha encontrado en Leganés. Con un presupuesto de 190 millones, el Consistorio tiene 90 millones de deuda. "Cuando llegamos, en la caja nos encontramos 13,5 millones de euros. Solo en nóminas había que pagar 9 millones. ¡Imagínense el trago!".

"No hay derecho que un Ayuntamiento que ha tenido ‘vacas gordas’ esté así. Que nos lo hayan dejado de esta manera. ¡A ver en qué chanchullos y mandurrias se han gastado todo! ¿En amiguetes? Nos han dejado muchas trampas".

A continuación