Antonio Zapatero prevé que los contagios caerán en picado "como en Sudáfrica"

Desde la Comunidad de Madrid estiman que el pico máximo de contagios se producirá la semana que viene.

Libertad Digital

El viceconsejero de Asistencia Sanitaria y Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, ha pronosticado este martes que la próxima semana se llegará al pico de contagios de coronavirus de la sexta ola.

Zapatero ha señalado que "viendo lo que está ocurriendo en Sudáfrica" -que alcanzaron el pico el 15 de diciembre, tuvieron "cuatro semanas de subida vertical con ómnicron", pero la caída ha sido "igual de vertical" estas dos semanas- "creo que nos queda poco, si no lo hemos alcanzado ya, para el pico. Y a partir de ahí esperemos mismo descenso".

En rueda de prensa, acompañado de la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, ha realizado un balance de la situación epidemiológica de la región, que cuenta ahora mismo con una incidencia acumulada a 14 días de 1.800 casos, 201 hospitalizaciones en UCI y la vacunación del 91,5% de la población diana (mayores de 12 años).

Respecto a las urgencias, el 24 de diciembre hubo un pico (12.901) en la atención, algo que suele ser habitual por Nochebuena, pero ha recalcado que respecto a las ingresadas estas se mantienen estables, "con tendencia a decaer". En cuanto a la Atención Primaria, se realizan 300.000 consultas diarias y 8.900 casos están en seguimiento domiciliario.

Zapatero ha expuesto que la variante ómicron registra un elevado número de casos por semana pero no sucede así con los ingresados y los ingresados en UCI, que tienen "una tendencia muy leve al ascenso". Hasta el momento, la diferencia entre la tercera y la sexta ola (en el día pico) se salda con un 48% más de casos en la última, pero un 86% menos de ingresados y un 87% menos en UCI. Zapatero ha explicado que esto responde a que la variante ómicron "es menos agresiva" y al alto porcentaje de vacunados.

Desde la Consejería de Sanidad también se ha revisado el consumo de los dos fármacos que se utilizan más para el tratamiento de la neumonía en el ámbito hospitalario de la Comunidad: Dexametasona y Tocilizumab. "El consumo de ambos va cayendo", ha señalado.

A continuación