Vox lleva a los tribunales su guerra contra Almeida y el nuevo Madrid Central

El partido presenta un recurso ante el TSJM por razones "políticas y éticas".

Maite Loureiro

Vox ha presentado esta mañana un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid contra el acuerdo el Pleno del Ayuntamiento que modifica la Ordenanza de Movilidad Sostenible, el conocido como Madrid 360, que sustituye al Madrid Central de Manuela Carmena. El secretario general del partido, Javier Ortega Smith, ha defendido la actuación de su partido por "razones políticas, sociales y éticas".

Ortega Smith ha acusado al alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, de haber "engañado" "mentido" y "traicionado" a los madrileños por prometer durante la campaña electoral que acabaría con el proyecto de la anterior alcaldesa de Podemos y después imponer otro similar con, incluso, mayores restricciones para los vehículos.

"Almeida es un trilero de la política", ha dicho con dureza, acusándole de estar "con los comunistas en lugar de con los madrileños" por apoyarse en los cuatro concejales de Carmena que abandonaron el grupo, para sacar adelante la reforma.

En su opinión, el alcalde "ha prevaricado" y ha cometido una "ilegalidad" por saltarse el reglamento y "retorcer la ley" por promover que los ediles no adscritos pudieran tener integrarse en el Grupo Mixto para poder apoyar Madrid 360. Decisión que el partido ya ha recurrido en los tribunales.

La líder de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, que ha acompañado a Ortega Smith en la presentación del recurso, ha denunciado que Almeida "ha traicionado a sus votantes". "El alcalde va a sancionar a todos aquellos que no tengan un coche eléctrico o híbrido", ha alertado.

La vicesecretaria jurídica de Vox, Marta Castro, también presente, ha explicado ante los medios que el recurso se basa en las "deficiencias" de los informes técnicos en los que se basa la reforma, además de la "ilegalidad" de apoyar su aprobación en un grupo político que entienden que está fuera de la legalidad. Por ello han pedido al juez la suspensión cautelar de la ordenanza.

Vox rompe con el PP

La nueva ordenanza, con la que el gobierno municipal calcula recaudar casi 300 millones de euros, entrará en vigor el próximo 1 de enero y, según denuncia Vox, impedirá a más de 300.000 ciudadanos del extrarradio poder entrar en el interior de la M-30.

"Es una norma muy restrictiva", ha denunciado Ortega Smith, que ha anunciado también su negativa a negociar los presupuestos municipales con el PP aunque "le envíen una cesa de Navidad", ha dicho con ironía ante los intentos del alcalde por acercarse a Vox para lograr su apoyo a las cuentas.

A continuación