Play

La lección de Isabel Díaz Ayuso de la pandemia del coronavirus: "No hay que fiarse del PSOE de Sánchez"

Ayuso ha asegurado que "estamos perdidos" si llega otra pandemia con el Gobierno del PSOE en España.

LD/Agencias

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha lamentado este jueves que vayan a caducar 100.000 dosis de vacunas contra la covid-19 porque el Gobierno de España "ha dado la espalda" a algunas marcas como Janssen y AstraZeneca.

Así lo ha trasladado Ayuso durante la Sesión de Control en el Pleno de este jueves en las preguntas de la portavoz adjunta de Unidas Podemos, Alejandra Jacinto, y el portavoz del PSOE, Juan Lobato, sobre la pandemia.

"Diseñamos una vuelta a las clases que demostramos que luego eran la mejor. Hemos vacunado a mayor ritmo y ahora mismo hay 100.000 vacunas caducadas. Digan a sus jefes por qué han apostado por unas marcas y nosotras por otras. Queremos vacunar con ellas y no nos han dejado", ha lamentado la presidenta.

La dirigente autonómica ha acusado al Gobierno central de no buscar planes de futuro y de no hacer "absolutamente nada", sólo que cuando las cosas "les salen mal", imponen "autoritariamente". Además, considera que si no fuera por la Comunidad de Madrid, España estaría "más arruinada" y una pandemia más en "manos de Sánchez" haría que el país estuviera "otra vez perdido".

"La izquierda no sabe gestionar recursos, ni la economía. Se convierten en personas autoritarias, utilizan el decretazo y la pandemia nos enseñó también que Sánchez dejó a Madrid en la desescalada sin informes y aplicando el estado de alarma a la carta dando espaldas a la ley", ha espetado, al tiempo que ha afeado al presidente del Gobierno que no acudieran a visitar los hospitales de pandemias en Ifema y el Enfermera Isabel Zendal.

En la pregunta de Unidas Podemos, Ayuso ha acusado a este partido de ser "el cáncer político" ya que pacta "con el entorno de ETA y los nacionalistas", utilizando "la sangre, el dolor y el sufrimiento de los ciudadanos para hacer política".

La presidenta ha resaltado que en la región tuvieron que duplicar los aparatos, tac, ecógrafos, equipos de mamográfia para hacer dobles circuitos covid y no covid y defendieron la apertura de Madrid mientras la izquierda "quería que todo siguiera cerrado, anulando a las familias". "Sobre las cifras de fallecidos, bueno, de verdad; hasta luego, da igual", ha concluido sin querer entrar a discutir con Unidas Podemos.

A continuación