Máxima preocupación por la manifestación de radicales de extrema izquierda este sábado en Madrid

El Movimiento Antirrepresivo, que estuvo detrás de las violentas manifestaciones de febrero por Pablo Hasel, se ha sumado a la marcha.

Libertad Digital

Honda preocupación entre las autoridades madrileñas por la manifestación que este sábado recorrerá las calles del centro Madrid. Estará formada por los grupos más radicales de la izquierda, encabezada por el Movimiento Antirrepresivo de Madrid, que aglutina desde anarquistas a okupas y defiende, entre otros, a los presos etarras y exige su excarcelación.

La manifestación convocada por el sindicato CGT de la zona sur de Madrid tiene una previsión de asistencia de unas 1.000 personas bajo el lema Contra el aumento de las medidas represivas y en defensa de la libertad de expresión. Arrancará a las 19.00 horas desde la calle Atocha, subirá por la plaza Jacinto Benavente y al final del recorrido los organizadores leerán un comunicado. El Movimiento Antirepresivo de Madrid, que estuvo detrás de las violentas manifestaciones de febrero para pedir la libertad del rapero condenado Pablo Hasel, que acabaron con importantes disturbios y detenidos, ha apoyado en redes sociales esta nueva marcha. De hecho, la tiene fijada en su cuenta de Twitter y colgaron una pancarta en la calle Toledo con el lema Amnistía Total. 16 de Octubre. Atocha.

Al comunicado se han adherido una veintena de movimientos y partidos comunistas, antisistema, asociaciones de petición de amnistía para los golpistas condenados, y otras asociaciones de extrema izquierda como la PAH de Parla, Prosperidad 16, Distrito 104, Contracorriente, Colectivo Karranka o Madres contra la Represión, liderada por la madre del conocido Alfon.

Dispositivo de Policía Nacional

La Policía Nacional desplegará un dispositivo policial, según han informado fuentes de la Delegación de Gobierno en Madrid. "El dispositivo se dimensionará en función de la información policial que se tenga con arreglo a lo que consideren", apuntan fuentes del organismo dirigido por Mercedes González.

Desde el Ayuntamiento de la capital han mostrado su "preocupación" ante los posibles disturbios o incidentes que puedan darse. "La Policía Nacional estará centrada en una convocatoria que existe este sábado por la tarde, que nos preocupa. Se habla de extremistas que quieren venir a esta ciudad a alterar la convivencia pacífica. Hemos ofrecido nuestros recursos a Policía Nacional, los drones, cámaras... todo ello se pone a disposición de Policía Nacional, de Delegación del Gobierno. En Madrid no caben esas acciones extremistas, radicales, y Policía Nacional va a contar con nuestros apoyos", señaló la delegada de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz.

Por su parte, la vicealcaldesa, Begoña Villacís, puso este viernes el acento en el refuerzo especial que se ha activado este sábado porque la capital "no puede ser el escenario donde los violentos vengan a machacar a la ciudad y sus vecinos". Villacís recordó en primer lugar que la autorización de la protesta es competencia de Delegación de Gobierno para, a renglón seguido, mostrar la preocupación "por los violentos".

"Nadie tiene derecho a acosar ni a atemorizar a nadie en esta ciudad. Si quieren hacer eso, Madrid no es la ciudad que les va a alojar. Cuando nos encontremos con eso les vamos a parar porque tenemos que defender a nuestros ciudadanos", se comprometió. La vicealcaldesa resaltó la "incongruencia", después de ver vídeos en redes sociales de algunos de los grupos promotores, "que dicen que no les gusta la violencia y vengan a violentar". "Madrid no es zona para los acosadores y violentos".

A continuación