Ayuso desgrana las seis claves para los dos años de legislatura en Madrid

La presidenta madrileña se propone devolver la ilusión a los ciudadanos y propiciar un cambio que suponga "el fin del sanchismo".

Libertad Digital

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha detallado algunas de las claves que marcarán su Gobierno durante los dos próximos años, en la entrevista en Es La Mañana de Federico. "En realidad, será la segunda parte de la anterior legislatura", ha advertido la dirigente madrileña.

Defenderá la unidad de España

"Madrid es España, no es simplemente una región", ha aseverado Ayuso, "es el territorio de todos los ciudadanos de todos los rincones del país". La presidenta regional ha recordado los lazos que unen a esta tierra con la Monarquía: "Son cinco siglos de capitalidad, porque así lo decidió Felipe II". Bajo esa premisa, "tenemos algo que decir cuando se intenta, de manera ilegal, fragmentar una parte del país para llevar a Cataluña a una república bananera", ha considerado la presidenta madrileña.

La intención de Ayuso: "Seguir reivindicado la unidad de España" para ser "el Gobierno que España se ha perdido" con Sánchez. "Yo quiero demostrarle a los ciudadanos que habría un Gobierno diferente en la Moncloa, con Pablo Casado".

Reivindicará el español

Como ya hiciera durante su discurso de investidura, Ayuso ha reivindicado a Madrid "como capital del español". Aunque ha recordado que el español tiene "17 capitales en España" y otras tantas en Latinoamérica. De ahí la importancia de nuestro idioma, que "une a más de 600 millones de almas en todo el mundo".

La presidenta regional considera que tiene "una obligación legal y moral, con lo heredado, pero también política". Por eso, irá en contra de "esos regímenes comunistas que están intentando reescribir la historia".

Será la presidenta de todos

Ayuso es consciente de que tiene "mucho voto prestado". Algo que le "llena de satisfacción" y al mismo tiempo es una responsabilidad, por eso quiere "gobernar para todos los ciudadanos". "Estoy obligada, además. Soy la presidenta de todos, los que me han votado y los que no", ha recordado con una sonrisa.

Respaldará a los autónomos

El Gobierno madrileño trabajará "a favor de España, de la unidad y de lo que le ha hecho a Madrid ser motor económico del país". Por eso, Ayuso piensa "defender la autonomía" de la región. Ha sido tajante al afirmar: "Aquellos que quieran asfixiarla a impuestos, me tendrán en contra". "Vamos a posicionarnos porque no hemos venido a hacer amigos", ha añadido.

En su opinión, "en ese discurso, cada vez se ven más ciudadanos", porque —en la actualidad— "los madrileños ya no son los obreros del XIX, sino los autónomos del siglo XXI", ha señalado. "Se arriesgan y su administración se lo reconoce. Esa es mi gente".

Buscará el entendimiento

Preguntada por su relación con Vox en general, y Rocío Monasterio en particular, Ayuso no ha tenido problemas a la hora de reconocer que no le ha gustado la actitud de la dirigente del partido de Santi Abascal en algunos momentos. Pero asegura que habrá entendimiento.

Según ha explicado, "en la primera parte de la legislatura, nos hemos necesitado más y la convivencia ha sido relativamente buena. No siempre su actitud ha sido la mejor, pero lo hicimos". La situación ha cambiado, "ahora no necesito a Vox, pero no quita para que nos entendamos igualmente. No sólo por sus votantes, sino porque creo que hay cuestiones en las que nos tenemos que entender. Por ejemplo, en la decisión de que cada familia lleve sus cosas como considere".

Libertad, ilusión y cambio

En el camino, se encontrará con aquellos que compartan la búsqueda de la libertad y que promuevan el cambio en España. Para Ayuso, todo empieza por devolver la ilusión a los ciudadanos.

La presidenta madrileña considera importante "buscar alianzas en otras comunidades e ir dando ilusión hasta que haya un cambio en España". En este punto, ha destacado el trabajo de sus compañeros, con mención especial a Galicia y Murcia. "Ha sido importantísimo, estamos trabajando por un mismo fin". Y, por eso, ha dicho, "si hay entendimiento, mejor, porque muchos españoles esperan la alternativa".

Ayuso ha visto esa transformación en Madrid. Se ha producido "desde la izquierda a la derecha, un movimiento sin precedentes". "Los ciudadanos se han ilusionado", ha exclamado la presidenta madrileña que ha visto ese cambio en la ciudadanía que les ha llevado "a consumir y a seguir adelante". Y ella considera que es porque han recibido el empujón que necesitaban para confiar en que "todo va a recuperarse".

A continuación