Play

Ayuso inaugura el Isabel Zendal: "Un hospital no puede ser una mala noticia, a no ser que el sectarismo lo vea así"

La presidenta madrileña ha afirmado que el Hospital Isabel Zendal será "un centro sanitario para España, abierto a las Comunidades Autónomas".

Paloma Cuevas

Desde este martes 1 de diciembre, la Comunidad de Madrid cuenta con un nuevo centro sanitario público. Se trata del Hospital de Pandemias y Emergencia Isabel Zendal que se ha construido en 100 días y tiene como objetivo aliviar la presión hospitalaria del resto de centros sanitarios de la región. La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, acompañada por su equipo de gobierno, el líder del PP, Pablo Casado y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha visitado las nuevas instalaciones y ha presidido el acto de inauguración.

Durante su intervención, Isabel Díaz Ayuso, ha sacado pecho por el Isabel Zendal. "Un auténtico pulmón asistencial, una bomba de oxígeno para los profesionales del conjunto de hospitales del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) y del resto de España", ha afirmado.

Ayuso ha defendido que esta nueva infraestructura va a contribuir a que "Madrid siga teniendo uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo y más solidario", pero también va a permitir que prospere el sistema sanitario en su conjunto "porque queremos que sea un centro sanitario para España, abierto a las Comunidades Autónomas".

La presidenta regional ha asegurado que "hoy es un gran día, de ilusión y esperanza". En este sentido, ha lamentado "las ausencias destacadas" del ministro de Sanidad, Salvador Illa, y de los líderes de la oposición de la izquierda madrileña pero ha sostenido que, en cualquier caso, "la hazaña está aquí". En este sentido, ha recalcado que "un gran hospital público no puede ser una mala noticia para nadie, a no ser que el sectarismo político lo vea así. Nosotros seguimos hacía delante".

Ausencias destacadas y una manifestación

El acto de inauguración ha estado marcado por la ausencia del ministro de Sanidad, Salvador Illa, por el plantón de la oposición de la izquierda madrileña y por la manifestación en contra de este nuevo centro sanitario, convocada por distintos sindicatos sanitarios.

A pesar de la invitación directa que le hizo la presidenta de la Comunidad de Madrid, Salvador Illa declinó la invitación argumentando problemas de agenda. En su lugar, ha asistido la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, que ha sido la única representante del Gobierno central.

Otro de los ausentes ha sido el portavoz del PSOE de Madrid en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo que ha argumentado que su partido "siempre ha defendido otro modelo. Otro modelo que era el de habilitar camas en la proximidad de cada hospital". Mientras tanto, los portavoces de Podemos y Más Madrid no han ido al acto de inauguración para sumarse a la protesta convocada por sindicatos sanitarios frente al nuevo hospital.

La portavoz del partido morado, Isa Serra, ha criticado que "este hospital no es lo que necesita la comunidad de Madrid, es una chapuza, un hospital fantasma y es un hospital propaganda que continúa por la vía del ladrillo". Por su parte, el portavoz de Más Madrid, Pablo Gómez Perpinya, ha asegurado que "hoy se inaugura el hospital, por decir algo. Un formidable trampantojo con el que la presidenta Ayuso quiere ejercitar lo que es el deporte favorito del Partido Popular, hacerse fotos inaugurando cosas".

Instalaciones y profesionales sanitarios

En la construcción del Hospital de pandemias de Valdebebas han participado 635 empresas y 1.350 trabajadores simultáneamente, organizados en tres turnos de trabajo que han cubierto las 24 horas y los siete días de la semana.

El Hospital Enfermera Isabel Zendal, con una extensión de 80.000 metros cuadrados, contará con 1.056 camas. 1.008 camas de hospitalización y 48 camas para UCI, de las cuales 16 de cuidados intensivos y 32 de cuidados intermedios. Asimismo, desde la Comunidad de Madrid aseguran que "contará con la UCI más avanzada de la Comunidad de Madrid, con capacidad de presión negativa, puestos individuales, paneles acristalados y sistemas de esclusas con doble puerta automática".

El pabellón número 2 es el primero en abrir y recibir pacientes, contará con 240 camas de hospitalización y los 48 puestos de UCI. Además, pondrá en marcha el Centro Logístico Sanitario, de casi 8.000 metros cuadrados y 12 metros de altura "que facilitan su máximo aprovechamiento mediante robotización", y albergará la sede del almacén central del Servicio Madrileño de Salud.

Fuentes del gobierno regional señalan que "la incorporación de los profesionales se realizará de forma progresiva en función de las necesidades asistenciales que se precise atender en cada momento". En cualquier caso, se estima que los profesionales necesarios para el pabellón 2 son 669 sanitarios, con la siguiente distribución por categorías: 103 facultativos, 247 enfermeras, 8 fisioterapeutas, 6 trabajadores sociales, 1 técnico de prevención de riesgos laborales, 39 Técnicos de radiodiagnóstico, 6 técnicos de laboratorio, 179 auxiliares de enfermería, 7 auxiliares de farmacia, 60 celadores, 8 auxiliares administrativos de admisión y atención al paciente, y 5 auxiliares administrativos de atención al trabajador y gestión.

Desde el ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso afirman que el nuevo centro dispondrá de la tecnología más avanzada en el ámbito sanitario y contará con un sistema de Identificación Biométrica a través de reconocimiento facial y huella dactilar. Asimismo, tendrá 12 renovaciones del aire de cada pabellón cada hora. Además, contará con una infraestructura TIC que permitirá el desarrollo de los servicios de los centros coordinadores del Sermas y del Summa112, que se fusionarán en este Hospital. Y permitirá a los pacientes disponer de red Wi-Fi.

A continuación