Play

La línea 11 de Metro se convertirá en la "Gran línea Diagonal" que atravesará Madrid

El vicepresidente madrileño ha sido el encargado de anunciar este nuevo eje de movilidad que conectará Madrid entre Cuatro Vientos y Valdebebas.

P. Cuevas

Cuando falta un día para que el Hospital de Pandemias y Emergencia Isabel Zendal abra sus puertas, la Comunidad de Madrid ha puesto sobre la mesa un nuevo gran proyecto. Se trata de la ampliación de la línea 11 de Metro que pasará a convertirse en la "Gran Línea Diagonal" de Madrid, un nuevo eje de movilidad que conectará Madrid de suroeste a nordeste, entre Cuatro Vientos y Valdebebas, a lo largo de 33,5 km. Así lo han anunciado el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado y el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, este lunes durante una visita a los talleres de Metro de Madrid para recibir a los alumnos de prácticas.

Se trata, según ha afirmado Aguado, del proyecto más importante de Metro de Madrid en 15 años. Es "un plan ambicioso" que la Comunidad de Madrid presenta para obtener financiación del Fondo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea dentro de su estrategia de transformación de la movilidad hacia un modelo más sostenible, innovador y de vertebración social y territorial. "Da respuesta a las necesidades de los madrileños, reduciendo el tiempo de viaje, minimizando transbordos, descongestionando otras líneas y, en definitiva, potenciando el transporte público", ha subrayado Ángel Garrido.

linea11-madrid.jpeg
El trazado de la futura expansión de la línea 11

El consejero de Transportes ha explicado que la línea 11, que conecta Plaza Elíptica y La Fortuna, se creó hace 22 años y que ahora se alarga para transformarla en un nuevo eje vertebrador que conectará once de las doce líneas del suburbano, unirá siete de los intercambiadores de transporte de Madrid y llegará a puntos estratégicos para la movilidad, como la estación de Madrid Puerta de Atocha o el aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez. Asimismo, prevé conexiones con estaciones ya existentes, como Cuatro Vientos por el sur y Vinateros, La Elipa, Pueblo Nuevo, Arturo Soria o Mar de Cristal hacia el norte.

Desde la Consejería de Transportes señalan que el proyecto de la nueva Línea Diagonal de Madrid "se hará por fases e integrará las ampliaciones ya previstas de la línea 11 de Metro, de Plaza Elíptica al futuro intercambiador de Conde de Casal; y la llegada del Metro a los nuevos desarrollos de Valdebebas".

Los tramos

En el tramo sur, la línea se extenderá desde La Fortuna hasta Cuatro Vientos y se completará la ampliación ya anunciada de Plaza Elíptica a Conde de Casal. De este modo, se incluyen dos nuevas estaciones: Comillas y Madrid Río, la conexión con Atocha Renfe y un gran intercambiador en Conde de Casal para todo el corredor de la A-3.

El tramo central unirá Conde de Casal con Mar de Cristal, conectando Vinateros, La Elipa, Pueblo Nuevo y Arturo Soria. Además, se estudiarán posibles nuevas paradas intermedias.

Por último, el tramo norte, de Mar de Cristal con la nueva estación de Ciudad de la Justicia. Conectará con la parada del Aeropuerto T-4 y con una nueva estación en la zona norte de Valdebebas. De este modo, Metro llegará a infraestructuras clave como el nuevo Hospital Isabel Zendal, la futura Ciudad de la Justicia o la ampliación de Ifema.

A continuación