Suárez Illana deja su escaño en el Congreso entre lágrimas

El Congreso de los Diputados ha dedicado este jueves una ovación de despedida a Adolfo Suárez Illana, que renuncia a su escaño
LD / Agencias

El Congreso de los Diputados ha dedicado este jueves una ovación de despedida a Adolfo Suárez Illana, que renuncia a su escaño y a su puesto como secretario cuarto de la Mesa para retomar su actividad profesional y que ha agradecido, visiblemente emocionado, el aplauso de sus compañeros.

Suárez Illana se ha fundido en un abrazo con la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, quien ha elogiado el "estilo Suárez": la "educación, el trato exquisito", una manera de entender la política para "crear concordia y generar convivencia" y su institucionalidad.

"Señor Suárez, querido Adolfo, me vas a permitir que te transmita en lo personal mi gratitud y que hayas confiado en mí. Ha sido un regalo poder compartir el gobierno de esta Cámara contigo", se ha despedido la presidenta del Congreso.

Suárez Illana, hijo del primer presidente de la actual etapa democrática, se ha acercado a la presidenta para abrazarla y, situado de pie junto a Batet, ha agradecido llevándose la mano al corazón los aplausos de la mayoría de los diputados, pues no todos han secundado el gesto.

Suárez Illana se marcha con la intención de volver a ejercer como abogado al entender que el PP está "encarrilado" como partido y tiene "muchas probabilidades de ganar las elecciones".

A continuación