Los hermanos Gasol siguen brillando

El protagonismo de los hermanos Pau y Marc Gasol estuvo presente una jornada más dentro del baloncesto profesional de la NBA al convertirse en los jugadores claves que ayudaron a conseguir el triunfo a sus respectivos equipos de los Bulls de Chicago y los Grizzlies de Memphis. Pau Gasol y el escolta Jimmy Butler fue la combinación perfecta que permitió a los Bulls vencer a domicilio por 84-102 a los Nets de Brooklyn y conseguir la segunda victoria consecutiva. El jugador de Sant Boi volvió a ser el líder del juego interior de los Bulls al aportar otro doble-doble, el noveno en lo que va de temporada, tras conseguir 25 puntos y 13 rebotes, incluidos 12 que fueron defensivos. El mayor de los hermanos Gasol, que disputó 33 minutos, estuvo siempre dominante en las acciones dentro y fuera de la pintura y además aportó los puntos decisivos en el tercer cuarto, que fue cuando los Bulls establecieron la diferencia que les permitiría llegar al final sin ningún tipo de sobresalto. Marc Gasol, se mantuvo en su línea de jugador decisivo tanto en el apartado individual como de equipo y consiguió 18 puntos, seis rebotes --todos fueron defensivos--, y repartió cinco asistencias, además de recuperar un balón y puso un tapón. El hermano mediano de los Gasol jugó 31 minutos en los que anotó 6 de 11 tiros de campo y estuvo perfecto desde la línea de personal con 6-6, mientras que le ganó el duelo individual al pívot Ryan Hollins, que siguió de titular en el puesto del hombre franquicia de los Kings, DaMarcus Cousins, que se perdió el segundo partido por un virus. La baja de Cousins se hizo sentir demasiado en el jugo interior de los Kings, que nada pudieron hacer la superioridad que mostró Gasol. "Pienso que desde que llegamos al campo de entrenamiento, la mentalidad del equipo fue la de ser más agresivos en nuestro juego desde el inicio", destacó Gasol al explicar la solidez y consistencia que han mostrado los Grizzlies, que tienen la mejor marca de la liga. "Queremos mostrar en el campo el equipo que realmente deseamos ser". Todo lo contrario de lo que sucede con los Knicks de Nueva York que siguen sin cortar la racha perdedora, y esta vez cayeron derrotados en su campo del Madison Square Garden por 79-86 ante los Heat de Miami, sin que la presencia del base español José Manuel Calderón como titular haya cambiado mucho las cosas dentro del equipo neoyorquino, en cuanto a resultados adversos. Calderón volvió a tener protagonismo en el juego interior más que en el exterior al aportar nueve puntos, 10 rebotes y seis asistencias.
A continuación