Las frases más famosas de Giorgia Meloni, líder de Fratelli d'Italia, que irritan a la izquierda

Su partido ha ganado las elecciones en Italia.
Libertad Digital

Giorgia Meloni, líder de Fratelli d’Italia, se ha convertido en un auténtico fenómeno de masas en su país. Aliada por excelencia de Vox en España, ha participado en varios actos del partido junto a Santiago Abascal. El último de ellos en plena campaña de las elecciones andaluzas con un sonado discurso que generó polémica.

"Sí a la familia natural, no a los lobbies LGTBI; sí a la identidad sexual, no a la ideología de género; sí a la cultura de la vida, no al abismo de la muerte; sí a la diversidad de la cruz, no a la violencia islamista…", dijo gritando a pleno pulmón ante los cientos de simpatizantes que la escuchaban y a los que logró levantar en pie para aplaudirla. Su mensaje provocó duros ataques en redes sociales y en algunos medios, tanto por las formas como por el contenido.

Meloni ya era conocida para los simpatizantes de Vox porque ya había participado como invitada en el último congreso nacional celebrado por el partido que llevaba por nombre Viva 21. Allí se dirigió también a las masas para defender la "identidad" frente al "globalismo" en un tono más comedido. "Todo lo que nos identifica está siendo atacado", denunció entonces.

En la última Conferencia Política de Acción Conservadora celebrada en EEUU también habló de "los ataques" que está sufriendo "nuestra civilización". "Nuestra libertad individual está siendo atacada, nuestros derechos están siendo atacados", dijo en referencia a las ideas que mayoritarias que se extienden por la Europa actual y que habría impuesto la izquierda.

La Europa conservadora

Con sus discursos provocadores en el contenido, aunque de tono más amable al que suelen emplear otros partidos conservadores, ha conseguido alzarse con la victoria en las elecciones italianas. Su triunfo en plena subida también de Marine Le Pen en Francia, la reelección de Viktor Orban en Hungría y el gobierno del polaco Mateusz Morawiecki, comienza a dibujar un escenario completamente diferente en Europa, donde los partidos conservadores ganan cada vez más terreno.

El panorama se completa con Vox como tercera fuerza en España, a la espera de conocer si finalmente mejora o empeora sus resultados, y Chega en Portugal, tercero también en las encuestas de su país.

A continuación