Un puñado de datos para (no) convencer a Junqueras... y la foto que le encantaría destruir

En la última década se ha generalizado, y no sólo entre el nacionalismo, un discurso pesimista de la realidad española. Richart y Soriano lo desmontan.

A continuación