La gran nevada de Madrid vista desde helicóptero

Imágenes aéreas de la ciudad de Madrid completamente cubierta por la nieve recogidas por el helicóptero de coordinación de BomberosCM.

El principal objetivo de las autoridades de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la ciudad es recuperar la movilidad. La M-30 y la M-40, las vías de circunvalación de la capital, ya tienen carriles habilitados, aunque las placas de hielo complican mucho la circulación, incluso con cadenas. Se pide a los ciudadanos que no acudan a retirar los coches abandonados en la carretera, que serán trasladados, gratuitamente, a los depósitos municipales.

Grandes placas de hielo y nieve acumulada tras el paso de la borrasca Filomena dificultan el tráfico en 693 carreteras de la red principal y secundaria de todo el país, 138 de ellas cerradas al tránsito de vehículos, según el último informe facilitado por la Dirección General de Tráfico (DGT).

En la red principal, la C-25 en Vilobí d'Onyar (Gerona) se encuentra cortada al tráfico, mientras que en toda la red vial de la Comunidad de Madrid es necesario el uso de cadenas o neumáticos de invierno para circular, al igual que en las carreteras CM-41 y CM-43 a su paso por Cedillo del Condado e Illescas (Toledo) respectivamente.

Además en 9 vías pertenecientes a las provincias de Toledo, Segovia y Madrid se mantiene el nivel amarillo de peligrosidad vial lo que implica el cierre a camiones y articulados.

Respecto a la red secundaria, la DGT señala que hay 137 carreteras cortadas al tráfico y más de 300 en las que se necesitan cadenas o neumáticos de invierno.

En Asturias, la nieve mantiene bloqueados los puertos de El Palo, La Marta, San Isidro, La Bobia, El Connio, Tarna, Collada de Arnicio, San Ignacio, Ventana, Bustellán y Casa del Puerto y es obligatorio el uso de cadenas en el Pozo de las Mujeres Muertas, la Falla de los Lobos, Alto de Penouta, Leitariegos, Cerredo, Alto del Campillo, El Acebo, Alto de Tormaleo, La Colladona, entre otros.

Desde Trafico señalan que sigue la alerta por placas de hielo y continúan las dificultades en los accesos a las ciudades y polígonos industriales, por lo que piden no utilizar los coches, salvo cuando sea expresamente necesario, para evitar bloquear el paso de mercancías y servicios esenciales.

A continuación