La biblioteca de 'La vuelta del comunismo' de Federico Jiménez Losantos (Parte 2)

Nuria Richart recorre con Federico Jiménez Losantos la extensa bibliografía utilizada para su nuevo ensayo La vuelta del comunismo (Espasa, 2020). 
Nuria Richart

En el apartado de bibliografía que cierra el nuevo libro de Federico Jiménez Losantos, La vuelta del comunismo, figuran 134 libros (88 españoles y 46 traducidos). Los contó el también escritor y director del programa Música y Letra en esRadioAndrés Amorós

Federico Jiménez Losantos llegó un día a Libertad Digital con un maletón y una gran caja. Me fue a buscar a la redacción... y me dejó hacer los honores. Ambos estaban llenos de libros, más un centenar. Juntos los fuimos sacando, comentándolos y, cuando nos quisimos dar cuenta, habían tomado su despacho en la sede de Libertad Digital: mesas, sofás, sillas. Impresionante. Pero lo que hasta allí había traído Federico desde su casa no era una pila de libros, sino las llaves de una vida dedicada a encontrar la verdad e identificar al gran monstruo liberticida y criminal, una religión sustitutoria llamada comunismo. Dice en La vuelta

La naturaleza proteica, cambiante y engañosa del comunismo no altera su condición esencial: la de ser una doctrina contra la propiedad privada que necesariamente destruye la libertad individual y cualquier forma de Estado de derecho.

Buena parte de la bibliografía "autobiográfica" tiene que ver con la idealizada Segunda República española, las elecciones fraudulentas de 1936 y la Guerra Civil. Biografías, ensayos, libros de estrategia militar, de memorias, de historia... Hechos ocultados o falseados, víctimas olvidadas o golpes inventados, como el atribuido al coronel Segismundo Casado. En estos andurriales nace el pecado original de la izquierda actual. 

Nadie vio llegar la República, y la tenían encima. Nadie vio llegar el Golpe, y lo estaban anunciando. Nadie vio llegar la guerra civil, y ya la había proclamado el PSOE de Largo Caballero.

Otro montón son los de la historia de los grupos terroristas y revolucionarios marxistas de la última década del franquismo, por ejemplo el FRAP, y su vinculación con la China de Mao Tse-Tung

Otra parte de la biblioteca son libros sobre los Iglesias, "una dinastía leninista". Ese abuelo, Manuel Iglesias, que "le puso tantas velas a Dios que acabó confundiendo al Diablo", y es que pasó de presidir un Tribunal Militar republicano que dictó penas de muerte a ser "el primer propagandista del régimen de Franco y censor moral". O el padre, Javier Iglesias, que tiene un libro sobre los años de la guerra cuya tesis es "que todo el que no era de Stalin era un miserable", nos cuenta Federico. También forman parte de esta biblioteca varios libros sobre el nieto, Pablo Iglesias y Podemos, "que es el FRAP" y su intento por deslegitimar la transición española, cuando "la democracia la traen los franquistas y los comunistas y el PSOE, pero muy al final". 

En la entrevista Federico Jiménez Losantos analiza esa vuelta del comunismo que "admira a la ETA". Dice, "hay muchos que quieren ser criminales por procuración: no me atrevo a matar pero me gusta que éste mate por mí. Es el rojerío que se lleva ahora. Yo no sería etarra pero yo admiro a los etarras. Y en eso está Podemos" 

Por supuesto en la biblioteca hay otros tantos volúmenes sobre los crímenes y el latrocinio en la Venezuela bolivariana de Chavez y Maduro. En la entrevista nos comenta Federico "el comunismo mágico" al que se entregan estos dos delirantes líderes socialistas.

La tesis de este libro: lo de menos es si cobraron o no de la narcodictadura y cómo. Lo esencial es lo que hacían para que les pagaran.

Y más libros, por ejemplo, sobre teoría marxista, Freud o los nuevos "viejos" comunismos, modelos morales totalitarios calcados de aquel mayo de 1968 que tras la caída del muro de Berlín resucitaron en las universidades. 

El fascismo siempre son los otros. La democracia, siempre ellos

Son los que Federico llama "los frentes secundarios del comunismo" cuyo objetivo es sustituir "cualquier barrera moral por el principio del placer, de la revolución, de hay que destruirlo todo" y, sobre todo, "partir la sociedad y la familia". El último capítulo del libro de Federico recoge un texto de Ratzinger en el que describe cómo "las ideas de la revolución sexual del 68, incluyendo la pedofilia, tomaron la Iglesia desde dentro". 

Pasen y vean. Este reportaje es la segunda entrega. La primera está disponible pinchando aquí. 

A continuación