Federico: "Antes se coge a un mentiroso que a un cojo"

Federico Jiménez Losantos valora las últimas declaraciones de Pablo Iglesias sobre los separatismos vasco y catalán.
LDTV

"El líder de Pablemos, como dicen de Pablo Iglesias, el de Podemos, Pablemos, porque es el partido de un sólo señor, mejor dicho de un sólo ego que no cabe en occidente, empieza a asomar la patita, va a unirse a toda la patulea etarra y separatista del PNV, en esa cadena que es la cadena del water, es la cadena de la cárcel para un País Vasco, que tras anexionarse Navarra se convertiría en una república soviética, al modo cubano o venezolano, en fin, lo que le gusta al chico este de la coleta.

Hace unos años, no muchos, con el movimiento de los indignados hubo gente de buena fe que creyó que la gente de extrema izquierda que estaba en la Puerta del Sol, lo que quería era sanear el sistema, regenerarlo, hacer una democracia limpia. No quería ninguna democracia, quería una dictadura comunista. Este no quiere regenerar nada, este quiere una dictadura, pero una dictadura dictadura, por eso está con los de Amaiur, o sea, con toda la patulea etarra, encadenado con ellos y dispuesto a encadenarnos.

Le han preguntado, porque hay gente que cree que estos que se dicen republicanos son españoles, es decir que creen en la nación española, en la república de la nación española. No. Estos creen en las checas de la Segunda República. Estos ni creen en España, ni en la nación ni en la República. Creen en su república que es como la de Cuba. Le han preguntado que qué opina del separatismo vasco o catalán y dice, "quién soy yo para decirles lo que tienen que hacer". Ah, ¿y quién eres tú para pedir a un millón y pico de españoles que te den su voto si no sabes qué hacer con él? O sea, no sabes qué hacer con el separatismo y pides el voto para cambiar el sistema. ¿Qué sistema? El de entregarle a la Esquerra, Cataluña, y a la ETA, el País Vasco. A eso sí podemos ¿no? Pero contar la verdad no podemos. Osea, no pablemos.

Antes se coge a un mentiroso que a un cojo, decían nuestros abuelos. Este pájaro, salvo que Mariano lo siga utilizando para dar miedo, yo creo que le quedan unos meses para dejar de engañar a la gente. Ojala".

A continuación