El mayor robo de la historia del tenis nunca antes visto

Un juez de silla del torneo de Bogotá se equivocó al contar los puntos y el supervisor de la WTA censuró a la tenista perjudicada, Astra Sharma, por no haber estado más atenta.

Cuando pensábamos que lo habíamos visto todo en el mundo del tenis, está pasada madrugada los amantes de la raqueta han presenciado un hecho insólito que les ha dejado totalmente atónitos tras lo sucedido en el encuentro de primera ronda del WTA de Bogotá entre Astra Sharma y Giulia Gatto-Monticone.

Gatto-Monticonne, que terminó llevándose el partido por 4-6, 7-5 y 6-1, se vio claramente beneficiada por un hecho insólito protagonizado por el juez de silla local. El árbitro colombiano se equivocó al contar los puntos del tercer juego de la manga de desempate.

Con la italiana al servicio, Sharma se situó 0-40 y cantó 30-15. Incluso en la realización de la televisión se puede ver el 0-40. Sharma ganó un punto más, pero el juego fue para su rival que ya no perdería otro asalto hasta cerrar el pase a la segunda ronda.

Tras el increíble error del juez de silla, ambas tenistas se mostraron completamente desorientadas por la situación, pero la gran perjudicada, Sharma, no se quejó al momento. Lo hizo después al supervisor del torneo. La respuesta del supervisor fue tremenda: le echó una tremenda bronca por no haber estado más atenta al resultado y que tomara nota para la próxima vez.

Sharma pudo recuperarse del duro golpe y ganó después en dobles al lado de la española Aliona Bolsova. Tras lo sucedido, compañeras de profesión como Ellen Pérez pusieron el grito en el cielo por la injustificable respuesta del revisor tras el increíble error del juez de silla: "No hay ninguna excusa por un error tan grave por parte del juez de silla y, además, el supervisor lo defiende acusando a la tenista de no haberse dado cuenta. Es realmente asqueroso. Estoy cansada de que los árbitros influyan directamente en el resultado final de los partidos".

A continuación