El acoso y señalamiento en Cataluña por rotular en castellano

La plataforma Hablemos Español denuncia, con un vídeo, cómo en Cataluña se presiona y acosa a empresarios que rotulan en castellano. 
O. Moya

El Gobierno de Cataluña lleva desde 2010 imponiendo sanciones a los comercios que no utilizan el catalán en letreros, menús, hojas de reclamaciones, etc. Lo hace a través de la Agencia Catalana del Consumo (ACA), organismo encargado de hacer cumplir el código de consumo de Cataluña.

Se trata de una ley que se redactó en la recta final del último Gobierno de Jordi Pujol y se endureció bajo el mandado del socialista José Montilla y que, por supuesto, se aplica con celo desde entonces.

Hablamos Español ha difundido este viernes un vídeo en el que aparece este acoso al propietario de un club social en Cataluña. Allí “los fanáticos contra la libertad de elección de lengua presionan y acosan a sus anchas. Ellos señalan y la Generalidad pone las multas”, denuncia la entidad presidida por Gloria Lago.

“Otro caso más de coacción e intimidación de los separatistas catalanes. No se conforman con las multas a negocios que rotulan en español. Afortunadamente hay personas con paciencia y sangre fría que no caen en provocaciones”, ha dicho en referencia este vídeo el diputado valenciano de Ciudadanos, Toni Cantó.

 

A continuación