Cotizaciones: lo que todos deberíamos conocer, pero no quieren que sepamos

¿Se van a destopar las bases máximas? ¿Por completo? ¿Hasta qué punto? ¿Y las pensiones máximas, subirán en la misma proporción?
N. Richart | D. Soriano

Hace unas semanas, en una Comisión del Congreso, saltaba la noticia: se había aprobado una iniciativa de Podemos dirigida a destopar por completo las bases de cotización. Es cierto que el PSOE salió rápidamente a negar que ése fuera su objetivo y prometió modificar el texto en posteriores trámites parlamentarios [Nota: el día que se grabó esta Pizarra todavía no se había realizado, aunque no parece que haya ninguna duda al respecto].

Sin embargo, más allá de la anécdota de la equivocación y del lío con las votaciones, debemos preguntarnos qué hay de cierto en este tema. ¿Se van a destopar las bases máximas? ¿Por completo? ¿Hasta qué punto? ¿Y las pensiones máximas, subirán en la misma proporción? Porque en lo que hace referencia a estas preguntas, las cosas están mucho menos claras. Desde hace décadas, se está produciendo una "reforma silenciosa" de las pensiones que está laminando el carácter contributivo del sistema y haciendo que éste se convierta en asistencial. Esto podría no tener nada de malo... pero habría que explicar sus implicaciones, lo que significa y cómo nos deja de cara al futuro. Si no lo hacemos, las consecuencias pueden ser muy peligrosas. En los países con esos modelos llamados asistenciales (un nombre muy malo), los ciudadanos ahorran mucho por su cuenta. No hablamos de lugares ultra-libertarios en los que el Estado apenas tiene presencia. Los modelos más celebrados son los de Dinamarca y Holanda, dos socialdemocracias en las que, sin embargo, el ahorro y la capitalización tienen una enorme importancia a la hora de determinar la pensión futura. En Libre Mercado somos relativamente favorables a estos sistemas. Pero ése sería otro debate que, además, quizás ya llegue tarde. Ahora lo que nos preguntamos es si se puede pasar por la puerta de atrás de un modelo contributivo puro como el que siempre se ha defendido en España a uno que podríamos llamar "contributivo diluido", en el que el premio por cotizar cada vez es menor y la distancia entre máximas y mínimas se estrecha. Ésa es la tendencia predominante en los últimos 30-40 años. Y deberíamos explicárselo a los interesados (todos los futuros pensionistas).

Por eso, esta semana, Nuria Richart y Domingo Soriano nos traen a La Pizarra una explicación sobre todo lo que deberíamos saber sobre las pensiones... pero no nos cuentan. ¿Cuál es la base máxima? ¿Y la pensión máxima? ¿Por qué hay diferencias entre una y otra? ¿Qué pasa con ese sueldo que cotiza para nada? ¿Sólo afecta a los millonarios?

En un sistema contributivo como el español, todos deberíamos tener esto muy claro. Nuestros políticos nos aseguran que cada mes "generamos un derecho a futuro". Nos dicen que la pensión es "un salario diferido". Pero luego no nos explican (o lo hacen muy mal) cómo pagamos cotizaciones y qué implicaciones tienen medidas como subir las prestaciones mínimas muy por encima de las máximas o subir las bases máximas por encima de lo que sube la pensión máxima. ¿Engaño o simple ocultación? Pues hay un poco de todo.

A continuación