Así se fabrica un adaptador para respiradores con una impresora 3D para combatir el coronavirus

Vídeo grabado por uno de los muchos madrileños que decidió hacerse con una impresora 3D para ayudar a combatir el coronavirus.

Héctor, un lector de Libertad Digital nos hace llegar un vídeo de cómo fabrica las piezas para adaptar los respiradores a las máscaras de Decathlón que tan útiles han resultado para ayudar a los pacientes graves que sufren las consecuencias respiratorias del coronavirus. 

El material en el que imprime se llama PLA (ácido polilástico), un plástico de origen vegetal no tóxico. Como las impresoras tradicionales, la que ha adquirido Héctor para ayudar ofrece varias opciones de calidad en la impresión. En este caso, fabrica en máxima calidad porque así lo requieren las piezas que imprime (deben ser estancas, nos dice). En cálidad máxima cada pieza tarda en hacerla 4 horas y media. 

Según nos cuenta, se coordina en distintos grupos de mensajería instantánea donde enfermeros y médicos a pie de campo van informando de la cantidad de adaptadores que necesitan en sus respectivos centros sanitarios. 

 

 

 

 

 

A continuación