Alejandro Fernández enseña a la CUP "la magia" del capitalismo

El diputado del PP en el Parlamento de Cataluña, Alejandro Fernández, ha enseñado a la CUP "la magia" del capitalismo: "Ustedes son felices cuando pagan 150 euracos por unas zapatillas".

LD/Agencias

El pleno del Parlamento de Cataluña ha aprobado este jueves una moción de ERC que insta al Gobierno de Cataluña a tramitar la Ley de Economía Social y Solidaria para su aprobación durante 2022, algo que ha contado con el apoyo de todos los grupos parlamentarios excepto Vox y PP, que han votado en contra, y Cs, que se ha abstenido.

En este sentido, el portavoz del PP en el Parlamento de Cataluña, Alejandro Fernández, cree que algunos quieren privar al resto de algo de lo que ellos disfrutan, y ha puesto como ejemplo las botas de montaña caras que cree que lucen diputados de la CUP y que pueden comprar con una sonrisa a un conservador con el que discrepan políticamente: "Aquí está la magia del libre comercio".

La moción defiende que la ley incluya mecanismos de control y garantías de cumplimiento del modelo de la economía social y solidaria, y apuesta por promover la vivienda cooperativa en cesión de uso en la Ley de Vivienda y facilitar mecanismos del Institut Català de Finances (ICF) para permitir la financiación de este modelo.

alejandro-fernandez-efe-archivo-1.jpgAlejandro Fernández

También defiende prever la planificación y el calendario de la futura ley del Tercer Sector y la modificación de la de Cooperativas y de la de Empresas de Inserción, e impulsar un Pacto Catalán por una Economía de la Vida en coordinación con la Asociación Economía Social de Cataluña (Aescat), aspectos que han prosperado con los mismos votos.

En el marco de las competencias de la Generalidad de Cataluña, plantea impulsar las modificaciones legislativas en materia de contratación y de compra pública para potenciar la colaboración público-comunitaria, así como crear un marco en el que en las licitaciones se compita no sólo en el precio, sino también para mejorar el impacto social y ambiental, algo que han rechazado Vox, Cs y PP y ante lo que la CUP se ha abstenido.

A continuación