Israel firma una tregua con Hamás después de lo que califica como un éxito militar "sin precedentes"

A las 2 de la madrugada de este viernes ha entrado en vigor un alto al fuego entre Israel y la banda terrorista Hamás que se mantiene por el momento.

C.Jordá

Tras once días de duros enfrentamientos que se iniciaron con el lanzamiento de una lluvia de misiles sobre las ciudades más importantes e Israel, entre ellas Jerusalén, el país hebreo y la banda terrorista Hamás han alcanzado un alto al fuego que ha entrado en vigor a las 2 de la madrugada de este viernes y que en sus primeras horas se ha respetado escrupulosamente.

Como ya ha ocurrido en otras escaladas bélicas similares, la tregua ha sido posible por la mediación de Egipto, y llega después de que los ataques terroristas de Hamás y la respuesta militar de Israel han causado la muerte de 12 civiles israelíes y más de 200 personas en Gaza, según las nunca fiables citas ofrecidas por la banda terrorista Hamás.

Un éxito "sin precedentes"

Según fuentes de la defensa israelí este enfrentamiento con Hamás ha supuesto un éxito "sin precedentes" en comparación con las otras escaladas bélicas que ha sufrido tras ataques masivos de la banda terrorista.

En concreto, Israel ha calificado como un logro excepcional la destrucción del sistema de túneles que el grupo islamista tenía en buena parte de la Franja Gaza, conocido como "el Metro de Hamás", lo que según estas fuentes priva a los terroristas de un activo estratégico crítico.

Días después del ataque y justo tras declararse la tregua, Hamás ha publicado un vídeo en el que mostraba imágenes de sus miembros usando esta infraestructura del terror y dando a entender que aún está operativa, pero todos los analistas señalan estas imágenes como un vano intento de propaganda muy poco creíble.

Un error de cálculo

Diversos analistas han señalado que Hamás podría haber cometido un fatal error de cálculo al valorar la posible respuesta de Israel, que habría sido mucho más dura de lo esperado a pesar de que el país hebreo está sumido en una grave crisis política que le ha llevado a cuatro convocatorias electorales en dos años… y que podría incluso llevar en breve a unos quintos comicios.

Una respuesta que todo apunta a que estaría motivada no sólo por el altísimo nivel de la agresión de Hamás, sino también como toque de advertencia a Hezbolá, la organización terrorista que controla buena parte del Líbano, que también tiene como gran enemigo a Israel y que en teoría dispone de un arsenal de misiles más numeroso y más avanzado tecnológicamente que el de Hamás.

Además, Israel también habría buscado debilitar a Hamás para que, al menos durante un tiempo, no tenga la capacidad para lanzar nuevos ataques similares, al menos en esta escala. En cualquier caso, no hay que olvidar que el grupo terrorista que controla Gaza no sólo ha lanzado miles de misiles en sólo unos días sino que, además, lo ha hecho contra los objetivos más sensibles para Israel como Jerusalén, Tel Aviv o el aeropuerto internacional Ben Gurión, que es la gran conexión con el mundo de el país.

A continuación