Play

HRW denuncia que activistas palestinos son detenidos y torturados... por Hamás y la ANP

Una ONG denuncia que hay palestinos detenidos arbitrariamente y torturados pero no por Israel, si no por sus propias autoridades.

C.Jordá

Un reportaje elaborado por Human Right Watch (HRW) tras dos años de investigaciones lanza durísimas acusaciones contra las autoridades palestinas, tanto en Gaza como en Cisjordania, donde Hamás y la Autoridad Nacional Palestina, respectivamente, cometerían abusos sistemáticos contra activistas y periodistas palestinos en sus respectivos territorios: detenciones arbitrarias, palizas y torturas formarían parte del patrón habitual de conducta contra aquellos que se atreven a hablar con libertad.

El vídeo, que HRW ha publicado en YouTube hace unos días, muestra a activistas, periodistas y abogados palestinos denunciando como ellos mismos han sido sometidos a torturas, en algunos casos por delitos como sacar una fotografía de un dirigente político en un control israelí o un mensaje en Facebook quejándose por las condiciones de vida de la gente normal en Gaza.

El director de HRW para Israel y los territorios palestinos, Omar Shakir, explica que la investigación ha durado dos años y ha documentado 86 casos distintos en los que ha habido detenciones arbitrarias, palizas y torturas. Alguno de los periodistas torturados describe en primera persona las torturas que se le han practicado, atándolo durante horas en posturas imposibles, manteniéndolo de pie por días o colgándolo del techo, por citar algunos ejemplos.

Un abogado explica que "todos los periodistas y activistas" están bajo el foco de las autoridades palestinas. El mismo letrado desmiente que, tal y como han respondido oficialmente tanto los responsables políticos de Gaza como los de Cisjordania, se trate de "unos casos aislados" cuyos responsables hayan sido puestos a disposición judicial: "No recuerdo un solo caso de alguien que haya sido procesado por practicar torturas durante investigaciones de los servicios de seguridad", asegura.

Según HRW la investigación ha revelado que estas prácticas son sistemáticas e incluso implican crímenes contra la humanidad que podrían ser juzgados en el Tribunal Penal Internacional, por lo que piden que se suspenda la colaboración económica de muchos países con las fuerzas de seguridad palestinas hasta que haya un compromiso firme por parte de las autoridades para acabar con estos abusos y llevar a los culpables ante la Justicia.

A continuación