El presidente de Israel al aterrizar en Madrid: "¡Viva España!"

El mandatario israelí inicia este lunes una visita de Estado a nuestro país, para la que ha llegado este lunes a Madrid.

LD/Agencias

El presidente de Israel, Reuvén Rivlin, acompañado de su esposa, Nechama, inicia mañana, invitado por Felipe VI, la primera visita de Estado a España de un mandatario israelí en 25 años, durante la que ambos países harán valer sus vínculos históricos para promover la cooperación económica y cultural, según informa Efe.

Rivlin ha llegado este mismo domingo a nuestro país aterrizando en Barajas, después de lo cual ha lanzado un mensaje sobre su visita en su cuenta oficial de Facebook, en el que asegura que llega "invitado por mi amigo FelipeVI" en el que promete que visitará el Bernabéu "como no podría ser de otra forma". Además, Rivlin muestra su esperanza de que "sea una visita apasionante" y se despide con un "¡Viva España!".

Este es el texto completo del mensaje:

Esta mañana hemos aterrizado en Madrid, la capital de España, en mi primera Visita de Estado. Vengo invitado por mi amigo Felipe VI, Rey de España, y por su esposa, la Reina Leticia. He venido a visitar a la floreciente comunidad judía, a reunirme con el Presidente del Gobierno, a hablar en una sesión especial ante el Congreso y el Senado, a ampliar y estrechar la cooperación económica entre los dos países y también, por supuesto, para visitar el Bernabéu, como no podría ser de otra forma.
Mi esposa Nehama y yo esperamos que sea una visita apasionante.
¡Viva España!

La de Rivlin es la quinta visita de Estado que recibe España desde la proclamación de don Felipe como nuevo monarca y la primera que procede de un país no iberoamericano, tras las que protagonizaron la presidenta chilena, Michelle Bachelet, el presidente colombiano Juan Manuel Santos, el peruano Ollanta Humala y el argentino Mauricio Macri.

Israel valora este gesto de Felipe VI y de España como un reconocimiento de la estrecha relación entre ambos pueblos por la herencia sefardí, según destacan fuentes diplomáticas israelíes, que consideran la visita de Rivlin un símbolo de la "profunda amistad" que une a las dos naciones.

A continuación