Miles de personas huyen en Gaza tras el aviso de Israel de ataques más duros

No menos de 4.000 personas han abandonado sus casas en una zona al norte de Gaza tras las advertencias israelíes de que va a haber duros ataques.

LD/Agencias

Más de 4.000 palestinos buscaron este domingo refugio en instalaciones de la ONU después de que 45 personas perdieron la vida -siempre según fuentes palestinas- en la jornada más mortífera de la ofensiva israelí contra Gaza y el ejército anunciara que este domingo bombardearía con intensidad el norte de la Franja, según informa Efe.

Mientras, desde Reuters y otras fuentes se asegura que el Ministerio del Interior del gobierno de la organización terrorista Hamás se urge a sus ciudadanos a volver a sus casas, aunque ello pudiera suponerles la muerte. Las advertencias israelíes serían sólo "guerra psicológica" para los de Hamás.

Del mismo modo, según el diario en internet Times of Israel , que cita a fuentes en Israel y también dentro de la propia Hamás, los líderes de la organización terrorista habrían rechazado un alto al fuego que les habría propuesto Egipto, como paso previo a un alto al fuego.

"Utilizan civiles para proteger misiles"

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha acusado este sábado a Hamás de ser el causante de la muerte "accidental" de civiles palestinos en los bombardeos, asegurando que los terroristas utilizan a su propia población para "proteger sus misiles".

"La diferencia es que nosotros estamos usando un escudo antimisiles para proteger a nuestros civiles, y ellos están usando a sus civiles para proteger sus misiles", dijo Netanyahu durante una intervención en el programa estadounidense Face the Nation, de la cadena CBS.

"Así que, naturalmente, son responsables de todas las muertes de civiles que se producen de forma accidental. Lamentamos cualquier muerte accidental de civiles, pero Hamás ha de asumir completa responsabilidad por ellas", agregó.

Netanyahu insistió además en que Israel "hará lo que sea necesario" para proteger a su población, tanto en términos diplomáticos como militares, y no descartó la posibilidad de llevar a cabo una invasión terrestre de la Franja de Gaza.

Refugiados en colegios

Miles de habitantes de Gaza, montados en burros, tractores, camiones, carros o cualquier otro medio de transporte tratan de llegar a una de las ocho escuelas que la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos (UNRWA) habilitó para acoger al flujo de desplazados.

"La situación en Gaza continúa devastadora e impredecible. Miles de aterrorizadas personas tratan de huir de los ataques y hallar refugio en instalaciones de la UNRWA", explicó a Efe Chris Gunnes, portavoz de agencia en el área.

"Hemos abierto ocho escuelas y solo hoy cerca de 4.000 personas han buscado refugio. El número está creciendo a lo largo del día", agregó.

La mayor parte de las familias que han huido procedían del norte de Gaza, y en particular de la localidad de Beit Lahiya, que esta mañana amaneció plagada de octavillas lanzadas por la Fuerza Aérea israelí con un mensaje meridiano: "Abandonad las casas, serán bombardeadas".

Según datos del Ejército, el 36% de los centenares de cohetes que lanzaron las milicias palestinas contra Israel fueron disparados desde la zona septentrional de Gaza, y un 10 por ciento desde la citada localidad.

Además, desde lanzaderas ocultas en la región septentrional de la Franja se han disparado, también, los proyectiles de mayor rango, capaces de alcanzar poblaciones situadas a más de un centenar de kilómetros como Jerusalén.

A continuación