Castillo y su "carrusel" de ministros: nuevos cambios que enfurecen a Vladimir Cerrón

El Gobierno de Castillo sigue sin encontrar el rumbo para dar soluciones a diversos conflictos que se suceden en el Perú.

Martín Higueras (Iberoamérica)

Pedro Castillo va camino a ser el presidente que mayor cantidad de ministros nombra y destituye ante la enorme cantidad de escándalos y acusaciones de corrupción que pesan sobre él, además de diversas investigaciones periodísticas que siguen apuntando a nombramientos de personajes cercanos al partido marxista leninista Perú Libre.

Este domingo, volvió a sorprender con el anuncio de cuatro nuevos ministros en sectores importantes y cuyos responsables no fueron capaces de solucionar los diversos problemas que siguen agravándose no solo por la pandemia sino por una gestión incapaz de dar soluciones a las decenas de conflictos sociales.

Castillo tomó juramentación a Dimitri Senmache Artola como nuevo ministro del Interior, a Javier Arce Alvarado en Agricultura, a Alessandra Herrera Jara en Energía y Minas, y Juan Barranzuela Quiroga en Transportes y Comunicaciones.

Hay dos ministerios que parecen más importantes en la actualidad. El primero es el de Energía y Minas ante los múltiples problemas que enfrentan varias mineras por paralizaciones y bloqueos de carreteras, lo que impide que el Perú mantenga en actividad a uno de sus sectores que más contribuyen a su crecimiento económico.

Por otro lado, el de Agricultura también es clave y es que este gobierno no ha logrado dar soluciones a la crisis mundial de fertilizantes y que podría llevar a enormes problemas de abastecimiento de alimentos.

El que parece haber enfurecido ante estos nombramientos es Vladimir Cerrón, fundador y líder de Perú Libre. En su primera reacción, dijo que los "cambios en el Consejo de Ministros se han hecho inconsultamente al Partido, bancadas de Perú Libre y bancada Magisterial, son decisiones propias del Presidente". Pero eso no fue todo, y como era de esperar dejó a relucir sus preferencias ideológicas y su nostalgia por la Unión Soviética.

A continuación