Latinoamérica, en una nueva encrucijada ante la amenaza de Petro en Colombia

Las próximas elecciones en Colombia marcan un momento que puede ser decisivo para Latinoamérica

Martín Higueras (Iberoamérica)

La historia más reciente de Latinoamérica se ha caracterizado por la llegada de gobiernos de izquierda radical en dos países: Perú y Chile. Mientras que en el primero, Pedro Castillo -en apenas 10 meses de gestión-, ya acumula una serie de escándalos y acusaciones de corrupción, en Chile, Gabriel Boric ha visto cómo su desaprobación ha llegado hasta el 50% en apenas dos meses en la presidencia.

Pero ahora la región comienza a fijarse en Colombia. Ahí, el próximo 29 de mayo se celebrarán unas elecciones presidenciales que podría cambiar el rumbo que ha mantenido el país en los últimos años y que se ha caracterizado por una estabilidad económica pese a la violencia ejercida por los terroristas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y las posteriores facciones que se resistieron al proceso de paz.

Las últimas encuestas apuntan a que el radical Gustavo Petro, que militó en el grupo terrorista Movimiento 19 de abril (M-19) y que ahora lidera la coalición Pacto Histórico, es el favorito para ganar la primera vuelta de las elecciones con alrededor del 40% de intención de voto, de acuerdo con un sondeo publicado hace unos días por encuestadora "YanHass".

Detrás del también exalcalde de Bogotá, cargo del que fue destituido en 2015, está el candidato de la coalición de derechas Equipo por Colombia, Federico Gutiérrez con 21%. Le siguen Rodolfo Hernández (12%), Sergio Fajardo (7%), e Ingrid Betancourt con apenas una intención del 1%.

Los objetivos de Petro son claros y él mismo ha señalado que de ganar la presidencia revisaría todos los acuerdos comerciales firmados con otros países. La preocupación por estas declaraciones es tal que incluso el presidente de Colombia, Iván Duque, dijo este jueves desde Londres que "romper con eso sería una estupidez sin precedentes" recordando que "se han forjado relaciones comerciales, que traen inversión, que generan empleo y oportunidades". Además, dijo que "quien hoy en día espante la inversión y el comercio, solamente va a generar un castigo a las oportunidades en nuestro país".

Uno de los episodios más graves de esta campaña ha sido la denuncia de amenazas de muerte recibidas por Federico Gutiérrez. De hecho, portavoces de su campaña señalaron un supuesto plan de atentado del Clan del Golfo contra el candidato, lo que ha provocado que el Gobierno refuerce la seguridad del candidato. Además, Gutiérrez también denunció una infiltración en su campaña de gente cercana a Petro y que se había encontrado un micrófono con tarjeta de grabación en su sede de campaña en Medellín, ciudad de la que fue alcalde hasta 2020.

A continuación