Play

El escalofriante relato de Ailex Marcano, madre de un joven condenado a 6 años de cárcel por manifestarse en Cuba

Espera que España -dada su buena relación con el régimen comunista- interceda para lograr la liberación de los presos políticos del 11J.

Yésica Sánchez

Cuba llora por sus hijos, aquellos que ha encarcelado la dictadura sólo por manifestarse el 11 de julio de 2021 bajo consignas como ‘Libertad’ o ‘Patria y vida’. Entre ellos Ángel Jesús Veliz, hijo de Ailex Marcano. Una mujer que lleva cerca de 10 meses sufriendo la injusta condena que mantiene al joven profesor, de 27 años, entre rejas. "Lo más difícil que yo he vivido a lo largo de mis 50 años", confiesa a LD.

Desde que la policía política se lo llevó de su casa, el 18 de julio de 2021, ella no ha dejado de intentar que el régimen libere a su hijo. Pero el 2 de febrero de 2022 fue sentenciado a 6 años de prisión por su participación en las protestas pacíficas. A las familias de los presos políticos del 11J sólo les queda jugar la baza internacional. De ahí que Ailex decidiera viajar a Europa de la mano del Observatorio Cubano de Derechos Humanos para denunciar la situación, a sabiendas de que a su vuelta habría represalias.

Y así fue. Como denunció el OCDH en su perfil de Twitter, a su llegada a la isla Ailex se tuvo que enfrentar a distintos registros y a un interrogatorio de más de 3 horas de duración. No contentos con ello, le quitaron el dinero que lleva encima para llegar hasta su casa, en la provincia de Camagüey. Es decir, a más de 500km desde donde se encontraba, en La Habana.

Por otra parte, han empeorado las comunicaciones con la cárcel desde su vuelta. Este sábado la llamada ni si quiera se llegó a producir. Y, en las últimas horas, a Ailex le han llegado noticias de que han decidido trasladar a su hijo a un centro penitenciario alejado de su provincia de su residencia, y por tanto de su familia. "Al único que se llevan para allá es al mío", asegura entre lágrimas durante una llamada telefónica, "lo hacen para torturarme".

Contaba con que su viaje tendría consecuencias para ella, pero -dados los últimos acontecimientos- ahora teme por la integridad de su hijo. Tiene muy claro que en Cuba hay una dictadura y sabe de lo que el régimen comunista es capaz. Hasta ahora se había mantenido al margen de la política, no le interesaba. Pero lo que pasó el 11J le abrió los ojos y el injusto encarcelamiento de su hijo la convirtió "en una nueva mujer".

El relato de los hechos

Ailex relata una historia digna de un guion de película. Nos situamos en el 11 de julio de 2021. Suena el murmullo de la gente saliendo de sus casas, se van sumando personas y eso anima a los que ya se manifiestan a subir el tono. El pueblo de Cuba olvida el miedo y pide a gritos su libertad. Ella misma le dice a su hijo lo que está ocurriendo y él también se incorpora a las protestas, como hubiera hecho su madre -confiesa- de no ser porque tenía una persona mayor y enferma que cuidar en casa.

manifestacion-cuba110721.jpgMiles de personas se manifiestan en Cuba: la dictadura responde con represión y detenciones

Sin embargo, llega un momento en que el que cree que su hijo puede no estar a salvo y empieza a buscarlo. Transcurren las horas, se iba haciendo más tarde y no les gustaban las noticias que le llegaban. No había fluido eléctrico y la situación era muy tensa. "Tuve la posibilidad de escuchar la voz del presidente de la República, Díaz-Canel, cuando da la voz de combate a la calle, para que los revolucionarios se enfrenten a los manifestantes... Yo me quedé horrorizada", exclama. "Como cubana, nunca esperaba esa respuesta del Gobierno".

Maestros de la manipulación y el engaño

El 11 de julio pasó, pero en los días posteriores continuaban las detenciones. El 17 de julio, su hijo "es citado por el jefe de sector de la zona donde radicamos para firmar una carta de advertencia, solo por participar en las manifestaciones", explica Ailex, que reprendió al funcionario el texto de la misiva, que "incluía delitos" que su hijo no había cometido. Le preocupaba que -si firmaba- se viera "involucrado" y pudiera haber alguna consecuencia.

"Ellos me aseguraron que no, que no iba a tener repercusión, que era una advertencia general para que no ocurriera de nuevo", señala. Pero la engañaron. "Él firma y regresamos a la casa confiados de que todo ese tema había terminado", reconoce. Y una semana más tarde, se aseguran de que él está solo y van a por él.

"El domingo 18, yo soy manipulada por parte de la seguridad del Estado, la policía política en Cuba", indica, "utilizan al jefe de la institución a la cual yo pertenecía". Él le pidió que fuese a trabajar con el único objetivo de alejarla del domicilio familiar, para detener a su hijo. Motivo por el que ella decidió pedir su baja laboral, posteriormente. Ya no podía seguir trabajando allí.

boinas-negras-cuba-130721.jpgCientos de detenidos o desaparecidos por la dictadura de Cuba desde el domingo

Doble tortura psicológica

Desde el día en el que se llevan a Jesús Ángel de su casa, aprovechando la ausencia de su madre, Ailex se tiene que conformar con ver a su hijo un ratito cada dos semanas y hablar con él unos minutos al día. Claro está, tanto una cosa como la otra, sin ningún tipo de privacidad.

A las 15.00 horas, ella sabe que sonará el teléfono y se inquieta. "Yo me pongo en tensión esperando la llamada porque nos dan solo unos minutos y a veces nos quedamos con deseos de hablar cosas importantes", señala, "pero bueno, gracias a Dios, al menos eso lo tengo".

La visita quincenal nos la podemos imaginar. "Todo es bajo el monitoreo constante de cámaras y con micrófonos ocultos -y otros que se ven- por todas partes", confirma Ailex. Por supuesto, un oficial les acompaña en todo momento.

"Ni siquiera podemos expresar frases de cariño entre madre e hijo", lamenta. "Es parte de la tortura psicológica, como decirle cosas que yo realizo pero que ellos se las ponen de otra manera. Tratan de manipular la información".

libertad-para-jose-daniel-ferrer-disidente-cuba-efe-290322.jpgEl preso político José Daniel Ferrer, torturado hasta la extenuación en Cuba: "Me están matando lentamente"

Es una tortura por partida doble, porque también le afecta. Ailex lleva sufriendo hostigamientos prácticamente desde el principio, sólo por interesarse por la situación de su hijo y cuestionar su encarcelamiento. Además, amenazan a su entorno para que pierda sus apoyos.

"Me siento marginada, casi exterminada. Todas aquellas amistades que tratan de apoyarme con un medicamento o con un alimento, las citan de inmediato y las alejan. Hay mucho miedo en Cuba", sentencia. "Aquellas personas que yo sé que nos quieren, que nos apoyan, ahora tienen que ser en la distancia y a través de Internet, ni siquiera por una llamada telefónica, porque mi línea está pinchada".

Aun así, Ailex se sabe afortunada. La situación de otros presos políticos, encarcelados por el mismo motivo de su hijo, es mucho peor: reciben torturas físicas, les encierran en celdas de castigo, les impiden contactar con sus familiares, no les facilitan la medicación que necesitan, etc.

Peticiones a la madre patria

Ailex Marcano es la primera madre de un condenado por el 11J que sale de Cuba para denunciar la situación de los presos en Europa. Le han abierto las puertas de la sede de las Naciones Unidas en Ginebra, donde ha sido escuchada.

"He podido reunirme con funcionarios que representan las relatorías de diferentes temáticas, y ha sido muy valioso para mí porque me ha servido de retroalimentación. Les preocupa y muchos dedican su vida a la defensa de los derechos humanos, que en Cuba se violan totalmente".

Durante su paso por Madrid, ella se ha sentido muy arropada también por los españoles, a los que considera sus hermanos. "Nosotros los cubanos realmente consideramos a España nuestra madre patria", destaca. Apela por tanto a la buena voluntad del Ejecutivo de Pedro Sánchez, para que interceda en favor de los presos políticos.

"Decirles a ustedes los españoles que transmitan a todas las instancias que puedan que se pongan en el lugar de los cubanos que hoy están injustamente en prisión y pongan todo su empeño en que el Gobierno español, que yo sé que tiene lazos fuertes de amistad con el cubano, influya positivamente en que se haga justicia real y sean liberados".

A continuación