Zapatero mete cizaña sobre la leyenda negra en un acto en México con Monedero y Garzón

Zapatero pidió asimismo que se retome el diálogo en Venezuela y un mayor esfuerzo de EEUU para entender Latinoamérica.

Libertad Digital

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, asistió en México a una reunión del denominado Grupo de Puebla de apoyo a la izquierda en Sudamérica con Andrés Manuel López Obrador y que tuvo como participantes, entre otros, a la expresidenta de Brasil Dilma Rousseff, el expresidente de Colombia Ernesto Samper, el expresidente de Ecuador Rafael Correa y el expresidente de Paraguay Fernando Lugo. También participaron de forma remota el presidente de Argentina y fundador del Grupo de Puebla, Alberto Fernández, el de Bolivia, Luis Arce, y el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva. Además, acudieron Juan Carlos Monedero y Baltasar Garzón.

Desde allí, los participantes respaldaron la propuesta del presidente mexicano de gravar a las personas y empresas más ricas de mundo para combatir la pobreza. "El mundo pospandemia necesita una reconstrucción más generosa, con menos desigualdad y con menos hambre. Esta propuesta ya tiene el apoyo de presidente Alberto Fernández (Argentina), Honduras se va a sumar, Bolivia se va a sumar", dijo el exministro brasileño de Educación Aloizio Mercadante en una rueda de prensa para concluir la asamblea de grupo celebrada en Ciudad de México.

Zapatero asume la leyenda negra

Zapatero, además, aprovechó para hablar de otros asuntos ante los medios, como la leyenda negra, apuntándose a la corriente revisionista en Iberoamérica. Lejos de aprovechar para contestar a los ataques a España lanzados por el propio Amlo hace unos meses, Zapatero mantuvo que "no hay ningún problema" en "reconocer que todos los pueblos, culturas y civilizaciones tienen momentos brillantes en su haber y momentos muy tristes".

andres-lopez-obrador100821.jpgLa 'celebración' de López Obrador: dice que fue una "catástrofe"

Más recientemente, el presidente venezolano Nicolás Maduro se alineó con López Obrador, exigiendo que España pidiese perdón por la conquista. "Tiene España que hacer una gran rectificación histórica de los crímenes cometidos por el imperio español contra los pueblos de la América, tiene que hacer un gran reconocimiento y pedir (...) perdón a los pueblos de América Latina y el Caribe por el crimen horrible que se cometió contra nuestros abuelos", señaló el chavista en un acto transmitido por el canal estatal Venezolana de Televisión (VTV).

maduro-031021.jpgMaduro se alinea con López Obrador y exige que España pida perdón por la conquista

El diálogo en Venezuela

Además de asumir el discurso sobre la leyenda negra que propugna el revisionismo iberoamericano, Zapatero defendió, una vez más, que el diálogo entre el Gobierno y la oposición de Venezuela "es el único camino" para el país. En su opinión, debe retomarse el diálogo entre ambas partes, que quedó suspendido hace varias semanas después de la extradición a Estados Unidos del empresario colombiano Álex Saab.

alexsaab.jpgConfirman la extradición a EEUU de Alex Saab, acusado de ser testaferro de Maduro

"El diálogo debería retomarse para avanzar en aquello que me parece más importante de fondo que es recuperar los consensos básicos, el espíritu de convivencia y el reconocimiento de una parte hacia la otra", añadió el expresidente del Gobierno.

Mayor integración en Latinoamérica

Durante la conferencia de prensa que ofreció en la que medios mexicanos pudieron preguntarle sobre diversos temas, Rodríguez Zapatero también insistió en la necesidad de la integración de los países de Latinoamérica. "Ojalá llegáramos en algún momento a una comunidad política internacional, a una especie de gobierno global. Pero por ahora las integraciones regionales son muy importantes", expresó.

Además, opinó que toda la región está caminando hacia el progresismo y que no habrá cabida para la extrema derecha. "Pensando en el continente, es muy importante la elección de Chile, pienso que no va a ganar la derecha extrema. Pienso también que (Jair) Bolsonaro perderá, y hasta en Colombia puede ser que haya un cambio", comentó.

En este sentido, aseveró que la región "ha dicho un claro sí a la democracia progresista, integradora, diversa y social", frente a propuestas de extrema derecha que, después del Gobierno de Donald Trump en Estados Unidos, no tendrán mayor éxito.

Sobre las injerencias y el papel de Estados Unidos en relación a la integración latinoamericana, Rodríguez Zapatero compartió que le gustaría que Estados Unidos hiciera un "esfuerzo mayor" para entender Latinoamérica, a la vez que el sur del continente luche para no ceder ante las presiones, algo sólo posible a través de la unión.

A continuación