Un diputado peruano pide disculpas a Felipe VI por los insultos de Pedro Castillo durante la investidura

El presidente comunista pidió "romper con los símbolos coloniales para acabar con las ataduras de la dominación vigentes por tantos años".

LD/Agencias

El diputado peruano Carlos Lizarzaburu, de la bancada de Fuerza Popular (la formación liderada por Keiko Fujimori) ha pedido disculpas al rey Felipe VI por los graves insultos proferidos por el presidente Pedro Castillo, durante su discurso de investidura. El comunista aseguró, entre otras falsedades, que Perú convivía en armonía "hasta que llegaron los hombres de Castilla".

El congresista ha enviado un oficio a Felipe VI para expresar sus disculpas por las "desafortunadas" palabras de Castillo durante su discurso de toma de mando el pasado 28 de julio, según publica El Comercio. En el documento, Lizarzaburu asegura que las afirmaciones pronunciadas por el presidente peruano demuestra "su desconocimiento de la historia". También asegura que la mayoría de los ciudadanos no comparten su postura.

Castillo "tuvo desafortunadas palabras en su discurso inaugural referidas al Reino de España, las cuales no compartimos la mayoría de peruanos y no hicieron más que demostrar un profundo desconocimiento sobre la historia que une a ambas naciones y las relaciones existentes de apoyo mutuo que datan desde hace dos siglos", se lee en el documento.

El documento también destaca las relaciones de cooperación y cercanía cultural que existe entre el Perú y España, como en el caso de la infraestructura colonial y la fundación de universidades peruanas, muchas de las cuales datan de los años del virreinato. En esa línea, plantea que en algún momento pueda producirse un encuentro entre ambos en la Casa Real a fin de "expresarle nuestro saludo y reconocimiento".

Durante su discurso, y en presencia de Felipe VI, Castillo insistió en la la necesidad de "romper con los símbolos coloniales para acabar con las ataduras de la dominación que se han mantenido vigentes por tantos años", motivo por el cual se negaba a gobernar desde la Casa de Pizarro. También acusó a España de romper la convivencia "en armonía" que había en Perú. "Esto fue así hasta que llegaron los hombres de Castilla, que con la ayuda de múltiples felipillos y aprovechando un momento de caos y desunión, lograron conquistar al estado que hasta ese momento dominaba gran parte de los Andes centrales", dijo Castillo.

A continuación