Perú Libre ultima su trampa para cambiar la constitución al margen del Parlamento

El partido comunista pretende sustituir el voto democrático del Congreso por una recogida de firmas para un referéndum.

Marta Arce

El gran proyecto de Perú Libre es convocar una asamblea constituyente para redactar una nueva constitución. Con esa modificación podrían liquidar "legalmente" el sistema actual e instaurar una nueva era comunista indigenista en Perú. El problema es que la mayoría de los partidos que conforman el Parlamento no está de acuerdo y ya han afirmado su intención de votar en contra de esa iniciativa. La solución para Perú Libre, propia de los regímenes comunistas, es saltarse a la torera el parlamento y para ello, hace dos meses comenzaron a recoger firmas por la calle para promover algo de sobra conocido en España: un referéndum que fuerce la formación de la asamblea constituyente.

El principal abanderado de la recogida de firmas para la consulta popular es el diputado Guillermo Bermejo, actualmente procesado por terrorismo. En las dos últimas semanas, según cuenta El Comercio, Bermejo ha intensificado su campaña con cuatro viajes al norte, centro y sur del país. El objetivo final es conseguir dos millones y medio de rúbricas, para que "el pueblo del Perú pueda escoger si quiere o no una nueva Constitución", dice Bermejo. En su camino, el diputado también ha aprovechado para realizar diversos mítines y comentar de paso el proyecto de ley para "industrializar" y "legalizar" la hoja de coca, apoyado por el expresidente boliviano Evo Morales.

Detrás de toda esta iniciativa está el secretario general del partido del lápiz, Vladimir Cerrón, que tiene total conocimiento sobre el avance de la campaña en la que participan Perú Libre, algunos sindicatos y otro tipo de "organizaciones vecinales", que en ocasiones, no tienen escrúpulo alguno en recaudar firmas engañando a los ciudadanos que creen que están apoyando una vacuna peruana.

La cuestión fundamental que ronda ahora mismo entre los abogados constitucionalistas de Perú es determinar si la suma de firmas puede obligar a la convocatoria de una asamblea constituyente al margen de la opinión del Parlamento. Perú Libre se aferra al artículo 32 de la Carta Magna que afirma que se puede someter a referéndum la reforma total o parcial de la constitución.

Sin embargo, el expresidente del Tribunal Constitucional Óscar Urviola ha señalado a El Comercio que la propuesta del partido no tendrá validez legal, puesto que el artículo 206 de la Carta Magna señala que "toda reforma constitucional debe ser aprobada por el Congreso". "Están equivocados. No hay otra vía para introducir la posibilidad de una convocatoria a una asamblea constituyente. Eso tiene que pasar necesariamente por el Congreso de la República. Categóricamente lo digo: no hay posibilidad que aun recolectando la cantidad de firmas que quieran imaginar, se convoque a una asamblea constituyente de manera directa. Eso tiene que ser aprobado en el Congreso a través de una reforma del artículo 206 de la Constitución", aseveró.

A continuación