El cuestionado embajador de la UE en Cuba dice ahora que el régimen "no es una dictadura"

La UE convoca al español Alberto Navarro para pedirle explicaciones por haber solicitado a EEUU que levante el embargo económico sobre Cuba.

LD/Agencias

El embajador de la UE en Cuba, Alberto Navarro, sigue acrecentando la polémica tras extralimitarse de sus funciones y pedir al presidente de EEUU, Joe Biden, que levante el embargo económico sobre el régimen. Después de que un grupo de 16 eurodiputados -entre ellos, 10 españoles- solicitase por carta su cese, el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, ha convocado al embajador para que dé explicaciones al respecto.

Los firmantes consideran que Navarro "no merece las elevadas funciones que ostenta" y solicitan al jefe de la diplomacia europea que proceda "a su reemplazo inmediato". A su juicio, el posicionamiento del embajador constituye "una línea de acción errática y desafortunada en lo que debería ser la defensa de nuestros intereses y valores".

En este sentido, los eurodiputados acusan a Navarro de tomar "posiciones políticas en línea con un régimen que no respeta ni defiende los derechos humanos o la pluralidad democrática" y de adoptar "libertades más típicas de un líder político que de un diplomático". Además, según denuncian, Navarro habría intentado que embajadores de otros Estados miembros se unieran al llamamiento a Biden.

"Yo he mandado un correo personal diciendo que apoyaba esas ideas porque son las que he defendido siempre", se ha justificado en una polémica entrevista concedida al portal Cubanet.org, en la que ha vuelto a hacer gala de su defensa del régimen: "Yo no considero que Cuba sea una dictadura. Claro que no".

El enfado con una periodista crítica

"Como embajador yo no puedo andar dando calificativos y menos del gobierno en el que estoy acreditado", continúa. Sin embargo, a lo largo del encuentro, Navarro excusa permanente toda conducta antidemocrática del régimen. "Nosotros partimos de la base de que no hay sociedades perfectas y no queremos tampoco darle lecciones al resto del mundo", llega a decir.

La periodista le increpa insistentemente sobre por qué no invita a los diálogos entre la Unión Europea y el régimen a movimientos de la oposición como las Damas de Blanco o el Observatorio Cubano de Derechos humanos. Navarro se escuda en que "esas organizaciones tienen que ser aceptadas por el gobierno cubano" y se muestra visiblemente indignado ante la insistencia de la periodista. "¿Usted qué quiere? ¿Que suspendamos toda la cooperación? ¿Que se cierre la Delegación de la Unión Europea? ¿Que se vayan las embajadas de la Unión Europea aquí en Cuba? ¿Que hagamos una política de bloqueo como la de Estados Unidos? Pues no", sentencia.

Las otras polémicas del embajador

A pesar de que este último episodio ha sido el más sonado, lo cierto es que los eurodiputados que han pedido su cese recuerdan que Navarra ya ha bloqueado en el pasado la participación de personas galardonadas con el premio Sájarov a la libertad de conciencia en eventos organizados en la delegación en Cuba.

También critican que una de las ganadoras del mencionado galardón, la dirigente de las Damas de Blanco cubanas Berta Soler, les ha transmitido que no está recibiendo ninguna atención por parte del personal de la embajada europea en La Habana pese a las detenciones periódicas que sufren tanto ella como otros miembros de su organización.

A nivel particular, el eurodiputado de Vox Herman Tertsch también ha enviado sendas cartas a Josep Borrell exigiendo "medidas urgentes contra la escalada represiva de la dictadura de Cuba", así como el relevo inmediato del embajador de la Unión Europea por actuar como "agente de la dictadura". Según Tertsch, Navarro "ha demostrado una falta de profesionalidad y lealtad a la UE y a sus valores que, como representante suyo, está obligado a defender.

A continuación