Play

Boicot de varios países al ministro de Exteriores chavista en la ONU

Varios representantes abandonaron la sala del Consejo de Derechos Humanos de la ONU cuando el ministro de Exteriores chavista comenzó a hablar.

LD (Agencias)

La acción fue coordinada previamente por los países del llamado Grupo de Lima, que ha reconocido al presidente del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela hasta que se celebren nuevas elecciones. La Unión Europea se sumó a la protesta rebajando el nivel de su representación diplomática durante la intervención del ministro de Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza.

Las misiones diplomáticas de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú ante la ONU en Ginebra emitieron poco después un comunicado conjunto en el que explican que sus respectivos gobiernos no reconocen la legitimidad del actual mandato de Nicolás Maduro como presidente ni de sus representantes.

Países de otras regiones imitaron el gesto de los americanos y se pudo observar la salida de la sala de más de veinte delegaciones, que regresaron a la sala en la que se reúne el Consejo de Derechos Humanos (CDH) una vez que Arreaza acabó intervención y abandonó el recinto.

Ante el boicot, el canciller venezolano continuó su discurso y dijo que en la frontera con Colombia se observan "operaciones con bandera falsa detrás de las cuales está Estados Unidos". Criticó a Colombia "por prestar su territorio" para esas operaciones disfrazadas de ayuda humanitaria y con las que se pretende "preparar el camino para una intervención en Venezuela". Arreaza aseguró que el Gobierno de Maduro "está dispuesto a trabajar con la ONU para recibir asistencia humanitaria", pero recalcó que por la fuerza no se conseguirá nada.

En su alocución ante el CDH, Arreaza volvió a invitar a la alta comisionada para los derechos humanos, Michelle Bachelet, a que visite Venezuela "y vea por si misma los efectos del bloqueo y de las sanciones" de Estados Unidos. "Estamos próximos a recibir una misión de avanzada" de la oficina de Bachelet, adelantó.

A continuación