EEUU se harta de Zapatero

El embajador de EEUU ante la OEA criticó la mediación de Zaparero en Venezuela y la reciente visita a Cuba de Pedro Sánchez.

LD (Efe)

En una entrevista con EFE, Carlos Trujillo consideró que Venezuela, Nicaragua y Cuba son regímenes "totalitarios" y reafirmó la política de EEUU de aumentar la presión sobre estos tres países, a los que el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, ha descrito como "troika de la tiranía".

De esa forma, al ser preguntado sobre el mensaje que envió el viaje a Cuba de Pedro Sánchez en noviembre, el embajador estadounidense en la Organización de Estados Americanos respondió: "Creo que no envía uno positivo. Si eres un país que respeta la democracia y los derechos humanos, tienes que apoyarlos en todo momento y no de forma selectiva".

Asimismo, Trujillo consideró que Zapatero ha fracasado "miserablemente" en sus intentos a título personal de facilitar el diálogo entre la oposición y el Ejecutivo venezolano, una iniciativa en la que también han participado los expresidentes Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá)".

Creo que Zapatero fracasó miserablemente, hemos visto la falta de éxito de esos intentos de conversaciones para el diálogo", subrayó Trujillo. El diplomático consideró que no es posible un proceso de mediación en el país caribeño. "Para que un diálogo tenga éxito, debes tener partes con voluntad, no puedes hablar con una persona que no quiere dialogar. Y el Gobierno de Venezuela no tiene intención de diálogo", resaltó.

Para justificar su postura, Trujillo puso de ejemplo la muerte del concejal opositor Fernando Albán, que perdió la vida el 8 de octubre en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), donde estaba detenido acusado de haber participado en un atentado contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro. La Fiscalía de Venezuela asegura que Albán "se suicidó" al tirarse por una ventana del Sebin, pero su familia sostiene que fue asesinado tras ser arrestado por las autoridades.

Trujillo apuntó que "al menos, desde la perspectiva de EEUU, el diálogo no tiene sentido hasta que haya un compromiso real con la democracia y los derechos humanos".

A continuación