Play

Chile, al canciller chavista en la OEA: "Representa a la perfección al régimen dictatorial de Venezuela"

El canciller chileno se dirigió al ministro de Exteriores chavista en la OEA y le dijo que "usted es una pared con la que no se puede dialogar".

Martín Higueras (Iberoamérica)

La Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) se reúne en Washington para hablar, entre otras cosas, de la situación en Venezuela, en especial después de la inclusión por parte de los 14 países del Grupo de Lima y Estados Unidos de una resolución para iniciar el proceso para suspenderlo del organismo.

Uno de los momentos más destacados fue la intervención del canciller chileno Roberto Ampuero. Refiriéndose a Jorge Arreaza, representante del régimen chavista, recordó la manera en que se ha expresado tanto de la OEA como de varios países que integran el organismo, una costumbre muy normal entre los miembros del régimen de Nicolás Maduro. Apuntó que "si esta es la forma en que el canciller trata a personas que son diplomáticas, que representan a otros estados, a otros gobiernos y están en un tercer país, imagínense ustedes cómo trata a los venezolanos, a los que están bajo su poder, a los que no tienen un pasaporte distinto, que están dentro del país sufriendo el hambre, la penuria y además la represión de Venezuela."

Ampuero siguió apuntando que "si alguien en esta sala tuvo en algún momento la duda de que en Venezuela existe un gobierno dictatorial, autoritario o demócrata, yo creo que ha quedado resuelto (…) No hay un solo minuto en que este canciller haya reconocido algún tipo de duda, que yaya estado dispuesto a escuchar a los demás (…) Nada aparte de su visión de vida, de su visión ideológica, tiene dignidad, tiene sentido o es respetable".

Por eso sentenció que este canciller "representa a la perfección al régimen dictatorial de Venezuela, porque es incapaz de aceptar un argumento porque es incapaz de reconocer que el otro pueda tener la razón".

También le dijo que "es cierto, usted me buscó en San José para entregarme una tarjeta con su teléfono y me dijo que quería hablar conmigo e intenté dialogar con usted pero aquí todo el mundo sabe que usted es una pared con la que no se puede dialogar" y le recomendó que "esa tarjeta y ese número telefónico repártalo a su pueblo para hable con él, no con el canciller de otro país".

A continuación