Un avión de pasajeros se estrella tras despegar en La Habana: al menos hay 100 muertos

El Ministerio de Exteriores ha confirmado que no hay españoles entre las víctimas del accidente.

LD / Agencias

Un avión Boeing 737 de la compañía aérea Cubana de Aviación se ha estrellado este viernes poco después de despegar del aeropuerto internacional José Martí de La Habana. El número de personas que viajaban en el mismo todavía no está confirmado oficialmente, aunque diversos medios de comunicación oficiales cubanos dicen que habría entre 104 y 107 personas, contando el pasaje y la tripulación de la aeronave.

Según la información que están ofreciendo medios oficiales cubanos, sólo tres personas sobrevivieron al accidente, están en estado crítico y han sido hospitalizados.

En un mensaje urgente publicado en la red social Twitter, el diario oficial Cubadebate ha señalado que el avión ha caído "poco después de despegar de la pista". "Los bomberos tratan de controlar el incendio en estos momentos. Se desconoce si hay víctimas", indicaba el periódico oficial en estos primeros minutos.

El aparato había comenzado el despliegue y se ha desplomado sobre una zona agrícola conocida como Rancho Boyeros que rodea al aeródromo capitalino. Imágenes difundidas por los medios locales muestran una intensa columna de humo y numerosas dotaciones de bomberos, policía y asistencia médica se encuentran en la zona.

La televisión estatal Cuba TV ha explicado que el avión siniestrado, con código DMJ 0972, realizaba un vuelo interno y que tenía como destino el aeropuerto de Holguín, en el este de la isla. El mismo medio ha señalado que la aeronave es un avión de la empresa Blue Panorama "arrendado por Cubana de Aviación" y que era operado por la compañía mexicana Damojh. Igualmente, habría informado de que la gran mayoría del pasaje del mismo eran ciudadanos extranjeros.

El nuevo presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, se ha trasladado inmediatamente al aeropuerto, acompañado de varios miembros de su Gobierno, para dar instrucciones 'in situ'.

A continuación