Un empresario español desvela cómo Putin manipula los referendos en los territorios ocupados por Rusia

Julio Suárez, cuyo hijo sigue en Jersón, denuncia todas las coacciones que sufren los ciudadanos, así como la farsa de los vídeos difundidos por Rusia

Sandra León

Desde que Putin anunció su intención de convocar consultas populares con el fin de anexionar a Rusia los territorios ucranianos ocupados, los principales organismos internacionales ya dejaron claro que jamás reconocerían los resultados de unos referendos "falsos e ilegales".

"Son una violación de la independencia, soberanía e integridad territorial de Ucrania en una flagrante ruptura del Derecho Internacional", denunció el Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrell. A ello se suma, además, las sospechas de una farsa que ya se demostró en Crimea en el año 2014.

"Sabemos que estos referendos serán manipulados. Tenemos información que muestra a los funcionarios rusos estableciendo objetivos de participación de los votantes y tasas de aprobación para los referendos", ha denunciado el portavoz de la Casa Blanca, Jean-Pierre, después de que este fin de semana se hayan producido las primeras votaciones en las regiones de Donetsk, Lugansk, Zaporiyia y Jersón.

Votos que se multiplican

Se trata de una denuncia compartida por las autoridades de esta última región, que aseguran, además, que los militares rusos presentes en la zona obligan a la población a votar varias veces. Un "teatro del absurdo", como lo ha calificado el vicepresidente regional, Yuri Sobolesvski, que corrobora Julio Suárez, el empresario español con un hijo en Jersón, que sigue en la zona para ayudar a los más necesitados.

julio-perez-vitali-jerson-02032022.jpegLa impotencia del empresario español con un hijo atrapado en Jersón: "Jamás imaginé algo así"

"Hay grupos organizados que van casa por casa pidiendo el voto, en algunos casos con intimidación y amenazas, y, si está solo una persona, le dicen que es igual, le piden los datos de los demás miembros de la familia y les hacen firmar tres o cuatro planillas", denuncia Suárez, que advierte de que toda esta maniobra la realizan coaccionando a los ciudadanos.

Una larga lista de coacciones

"Suelen ir a las casas acompañados por dos soldados armados, algo que lógicamente intimida mucho a la gente, a la que en estas circunstancias le cuesta negarse a votar, pero es que, además, llevan cajas con comida. Si votan, les dan la caja. Si no, no". La estrategia no es baladí, ya que, tal y como le ha explicado su hijo, Jersón lleva aislada tres semanas.

"Previamente habían cerrado todos los accesos. No estaba llegando comida ni medicinas precisamente para que, cuando llegase el momento, pudieran forzar a los ciudadanos a aceptar estas cajas -advierte el empresario-. Las tiendas están vacías y la venta de productos es exageradamente cara. Por ejemplo, un poco de queso, algo de embutido, un zumo y pan lo están vendiendo a 80 euros".

Junto a estas coacciones, este empresario español destapa la ceremonia de la confusión en la que Putin trata de sumir a los ucranianos. Según explica, los medios de comunicación rusos comenzaron a difundir el viernes que Zelenski había convocado referendos en las zonas limítrofes con Polonia para que los ciudadanos eligieran si querían anexionarse a dicho país: "El objetivo de esta mentira es hacer pensar a la gente que Ucrania quedará desmembrada y que, por tanto, la mejor elección de Jersón es votar a favor de Rusia".

Manipulación de imágenes

Aun así, según le cuenta su hijo Vitaly, la inmensa mayoría de la población ha optado por quedarse en casa y eso no cuadra con la alta participación que, según Moscú, se habría registrado. Precisamente por eso, Putin estaría tratando de manipular las imágenes que salen de la ciudad.

"El domingo estuvieron anunciando que había un concierto en el centro de la ciudad, pero era mentira. No había ningún concierto, lo que pretendían era filmar la acumulación de gente para decir que estaban esperando para votar", explica indignado. Y ésta no sería la única trampa: "Han traído gente de Crimea, los ponen en cola y estos son los que representan la pantomima de que son de Jerson y están votando. Luego lo filman y es lo que están publicitando en los canales rusos".

En definitiva, según este empresario español, "Rusia está utilizando todos los medios, montajes y mentiras para dar visos de legalidad al referéndum", algo que estaría repitiendo en el resto de regiones en las que se han anunciado consultas similares.

A continuación