El misterio del niño alemán encontrado vivo en una alcantarilla a los ocho días de desaparecer

Un niño que llevaba ocho días desaparecido fue encontrado vivo en una alcantarilla. El caso desconcierta en el país.

Libertad Digital

El pasado sábado, Joe, un niño de ocho años de la localidad alemana de Oldenburg que desapareció mientras jugaba y que las fuerzas de seguridad llevaban ocho días buscando apareció en una alcantarilla a unos centenares de metros de su casa.

El niño, que sufre una discapacidad, fue localizado gracias a que un vecino escuchó un llanto cuando pasaba por allí. El hombre llamó a los bomberos, que levantaron la tapa bajo la cual hallaron al pequeño, totalmente desnudo. Medios y autoridades celebraron el golpe de suerte gracias al que el niño se salvó: no sufría heridas aunque sí estaba deshidratado y presentaba hipotermia.

Ahora, las autoridades de Oldenburg y los medios conjeturan qué pudo pasar para que el niño acabara allí. La policía busca pistas en la red de alcantarillado para responder a algunas de las incógnitas del caso. Según las primeras hipótesis, el niño habría entrado a través de una tubería próxima al lugar donde jugaba de un metro de diámetro y se habría aventurado en su interior a través de tuberías cada vez más estrechas (en las que se encontraron algunas prendas de ropa) hasta alejarse unos 300 metros. En el comunicado emitido tras hallar al niño, la policía apunta la posibilidad de que el niño se desorientara y no pudiera encontrar la salida.

Sin embargo, la prensa plantea algunos interrogantes: durante la semana de búsqueda, testigos afirmaron haber visto al niño a cinco kilómetros de distancia y en compañía de un hombre. También se pone en duda el tiempo en que el niño permaneció bajo tierra y se plantea la posibilidad de que exista algún adulto implicado. Además, cuestionan el hecho de que los perros que participaron en el operativo no lo localizaran estando tan cerca del lugar de la desaparición. Sobre el hecho de que sobreviviera tantos días, indican que el pequeño pudo haber sobrevivido bebiendo agua de lluvia.

El niño, por el momento, no ha sido interrogado por la Policía, que está aguardando a su total recuperación.

A continuación