El Parlamento Europeo se niega a poner un belén porque "puede resultar ofensivo"

Una eurodiputada ha regalado a la institución un belén que ésta se niega a aceptar y exponer en sus instalaciones.

Noelia Bautista

El Parlamento Europeo se ha negado a aceptar un belén regalado por la diputada del Partido Popular Isabel Benjumea y se justifica diciendo que poner un nacimiento cristiano en sus instalaciones "puede resultar ofensivo".

Una explicación que no comparten desde las filas populares que consideran totalmente compatible la separación Iglesias-Estado con el reconocimiento a las raíces cristianas de Europa. Un continente donde sigue el cristianismo siendo la afiliación religiosa mayoritaria en 27 de los 34 países encuestados según el último informe del Pew Forum.

Añaden desde el Partido Popular que "esta institución no puede caer en la trampa de considerar ofensivo recordar que en Navidad lo que celebramos es el nacimiento de la cristiandad". Consideran de igual forma que el Parlamento Europeo cede así a la trampa de la izquierda queriendo sentirse ofendidos por reivindicar algo tan sencillo como el legado histórico de Europa que hunde sus raíces en la tradición cristiana y basa su proyecto en el humanismo cristiano.

En este sentido, desde las filas populares reivindican la libertad de poder decir que el 25 de diciembre es Navidad así como poder exponer la representación de la Natividad con un nacimiento como parte de nuestro acervo cultural y nuestras tradiciones no solo en países como Italia y España.

Lamentan en el PP que una institución como el Parlamento Europeo que "todos los días conmemora algo" lo único que moleste sea conmemorar el día de la Natividad.

A continuación