Play

La OTAN celebra sus mayores maniobras militares desde la Guerra Fría mirando a Rusia

Las Fuerzas Armadas españolas aportan casi 2.000 militares, seis cazas F-18, un avión de transporte, más de cien vehículos y dos buques de la Armada.

J. Arias Borque

Los ejercicios Trident Juncture de la Alianza Atlántica van aumentando en cada edición el número de componentes que participan, lo que los convierte de manera sucesiva en las mayores maniobras militares de la organización supranacional desde el final de la Guerra Fría. Como en aquella época, se celebran con un ojo puesto en Rusia, cuyas tensiones y rifirrafes con los países de la OTAN se han multiplicado en los últimos años.

De hecho, además de los países pertenecientes a la organización, también participan componentes militares de Finlandia y Suecia, que no forman parte de la Alianza, pero que tienen frontera terrestre con Rusia y también miran con recelo las políticas expansionistas del Kremlin, sobre todo después de la anexión unilateral de Crimea y de su injerencia e intervención de facto en el conflicto civil que azota a Ucrania desde 2014.

"Trident Juncture manda un mensaje claro a los miembros de la OTAN y a nuestros potenciales adversarios: la Alianza no busca confrontación, pero estamos preparados para defendernos frente a cualquier agresión". Las palabras son del secretario general de la organización, Jens Stoltenberg, y dejan más que claro que los países participantes se siguen preparando militarmente de forma conjunta para afrontar cualquier tipo de incidencia.

No en vano, durante las dos semanas que durarán estas maniobras (desde este jueves 25 de octubre hasta el 7 de noviembre), las fuerzas militares que participan en la misma mostrarán la capacidad de la OTAN para restaurar la soberanía de un país aliado tras una agresión armada, lo que responde a la llamada defensa colectiva del artículo 5 del Tratado de la Alianza Atlántica. Todo preparado por si Moscú o cualquier otro país deciden cometer alguna locura.

En total, van a participar en el ejercicio más de 50.000 militares, 65 barcos, 250 aviones y 10.000 vehículos de 31 países (los 29 que forman parte de la Alianza Atlántica más Suecia y Finlandia). De ellos, las Fuerzas Armadas españolas aportarán unos 2.000 militares, así como siete aviones (seis cazas F-18 y un avión de transporte C-295), dos buques (el BAC Cantabria y la fragata Navarra, integrados en la Agrupación Naval Permanente 2 de la OTAN– SNMG2) y más de cien vehículos.

otan-mapa-trident-juncture-2018.jpg

Las fuerzas terrestres desplegarán para el ejercicio en el área que comprende el sur de Trondheim y el norte de Oslo (el área en rojo). Las fuerzas marítimas, por su parte, operarán a lo largo de la costa noruega y el norte de Escocia. Además, habrá actividad marítima en el Mar de Skagerrak y el Báltico (caja azul oscuro). Las fuerzas aéreas operarán en el espacio aéreo de Noruega, Suecia y Finlandia (en azul claro).

A continuación