La reacción del Gobierno italiano a la decisión de Sánchez sobre el Aquarius: "¡Victoria!"

"Objetivo logrado", ha dicho el ministro del Interior, líder de la separatista y xenófoba Liga Norte, al saber que el barco se dirige a España.

Libertad Digital

Tras la decisión de Pedro Sánchez de permitir que atraque en Valencia el Aquarius, un buque de la ONG francesa Sos Méditerranée con 600 inmigrantes a bordo, el Gobierno italiano, que prohibió al barco dirigirse al país, ha reaccionado exclamando "¡victoria!".

El ministro del Interior italiano y líder de la separatista y xenófoba Liga Norte, Matteo Salvini, se ha referido a la noticia mientras participaba en una rueda de prensa. "¡Victoria! 629 inmigrantes a bordo del barco Aquarius en dirección a España. ¡Primer objetivo logrado!",

Ante los medios, también aseguró que la situación del Aquarius "se ha resuelto gracias al buen corazón del Gobierno español". Matteo Salvini es un aliado del separatismo catalán y se ha fotografiado portando una bandera estelada.

El primer ministro de Malta, Joseph Muscat, ha agradecido el gesto a Sánchez también a través de las redes sociales y lanzando un dardo a Italia por "romper las reglas internacionales". Además, ha anunciado que enviará víveres al barco y pide que los países se sienten y "discutan cómo impedir que esto pase otra vez. Es un asunto europeo".

Mientras, la Comisión Europea también se ha referido al barco y ha valorado positivamente la decisión de Sánchez tras la negativa de Italia y Malta a que el barco atraque en sus costas. El comisario europeo de Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía, Dimitris Avramopoulos, ha dicho a través de su cuenta de Twitter que se trata de un ejemplo de "solidaridad real puesta en práctica hacia personas desesperadas y vulnerables y también hacia otros Estados miembros".

El Ejecutivo comunitario había instado este lunes a las autoridades italianas y maltesas a que se coordinaran para decidir cuál es el puerto al que debía dirigirse el barco de rescate de personas en el Mediterráneo Aquarius, que se encuentra detenido desde este domingo en un punto situado a 35 millas náuticas de Italia y 27 de Malta por orden de la Guardia costera italiana, con más de cien menores a bordo y varias mujeres embarazadas.

A continuación