Boris Johnson: "El Brexit provocaría un shock económico y podría conducir a la ruptura del país"

El ministro de Asuntos Exteriores escribió una columna a favor de la permanencia en la UE dos días antes iniciar la campaña por el Brexit.

Libertad Digital

Dos días antes de mostrarse públicamente como firme partidario del Brexit, Boris Johnson, uno de los líderes de la campaña para salir de la UE, advirtió de que la salida del Reino Unido de la Unión Europea provocaría un "shock económico y podría conducir a la ruptura del país". En una columna secreta nunca publicada por el Daily Telegraph, Johnson alertaba de que el Brexit podría conducir a una crisis económica, la independencia de Escocia y la agresión rusa.

La columna secreta recoge multitud de argumentos contrarios a la postura que Johnson defendió en campaña y defiende ahora como ministro de Asuntos Exteriores y responsable de la negociación de las condiciones de la salida del Reino Unido de la UE. El texto ha salido a la luz gracias a un artículo que aparece este domingo en The Sunday Times con motivo de la publicación del libro All out war, escrito por el editor político de The Times, Tim Shipman.

Relata Shipman que Boris Johnson redactó un primer texto en el que argumentaba sus razones para que Gran Bretaña abandonase la Unión Europea. Con el objetivo de aclarar sus ideas, escribió una segunda columna en la que defendía las tesis a favor de la permanencia, pero finalmente ordenó que se publicase la primera versión. Y todo esto sucedió el 19 de febrero, tan sólo dos días antes de iniciar su campaña pública por el Brexit sorprendiendo al por aquel entonces primer ministro David Cameron.

El temor a abandonar el mercado común preocupaba especialmente a Johnson que llegaba a argumentar en su columna: "Estamos ante un enorme mercado a las puertas de nuestra casa y las firmas británicas tienen que explotarlo aún más: la tasa que tenemos que pagar es pequeña comparada con todo lo que ganamos con el acceso ¿Por qué vamos darle la espalda?".

El libro All out war también desvela otras anécdotas curiosas como que Boris Johnson quiso darle un puñetazo al titular de Justicia, Michael Gove, después de que éste intentase disculparse por haberle apuñalado la misma mañana en que Johnson se presentaba como candidato para suceder a Cameron. Su autor, Shipman, descarta que la campaña a favor del Brexit de Johnson estuviese únicamente motivada por la ambición de ser primer ministro. De hecho, su jefe de campaña, Ben Wallace, le advierte: "Si te asocian con Nigel Farage y con los conservadores del ala dura, te van a acabar viendo al frente de un plantel de payasos... Pero si gana la salida de la UE, serás el amo".

A continuación