Cameron utiliza a España para asustar a los escoceses

Alertó a Edimburgo de que el resultado del referéndum del próximo día 18 será "una decisión sobre el próximo siglo, no sobre los próximos cinco años".

LD/ Agencias

El primer ministro británico, David Cameron, alertó a los escoceses de que, si se independizan, les costará ingresar en la Unión Europea, y afirmó que España será uno de los países que no facilitarán esta entrada ya que "sé que hay un sentimiento muy fuerte en parte de España donde por sus temores respecto al tema catalán no permitirían con facilidad que un nuevo país se integrase en la Unión Europea" explicó Cameron.

El primer ministro también alertó a Edimburgo de que el resultado del referéndum sobre la independencia de Escocia del próximo día 18 será "una decisión sobre el próximo siglo, no sobre los próximos cinco años".

Al igual que el líder del Partido Laborista, Ed Miliband, y el liberaldemócrata Nick Clegg, Cameron se desplazó este miércoles a Escocia tras cancelar su intervención semanal en la sesión de preguntas al Primer Ministro en los Comunes para dar un último impulso a la campaña contra la escisión de Escocia del Reino Unido.

En un discurso en Edimburgo, la capital de Escocia, una vez más el jefe del Ejecutivo de Londres pidió a los escoceses que "no separen" al Reino Unido y apeló a los votantes a que no respalden la campaña por el "sí" solo como castigo al Partido Conservador: "Quiero a mi país más de lo que quiero a mi partido", aseveró.

"Como se trata de una elección, la gente piensa que es como unas elecciones generales. Si estáis hartos de los malditos conservadores, dadles una patada", señaló el primer ministro británico.

En este sentido, el político conservador advirtió de que "no se trata de una decisión sobre los próximos cinco años, sino sobre el próximo siglo", y aseguró que se le "rompería el corazón" si Escocia terminara declarándose independiente.

A continuación