EEUU, Reino Unido y Australia anuncian un acuerdo en materia de seguridad contra China

China responde a los firmantes y les pide que abandonen su "mentalidad de la Guerra Fría".

LD/Agencias

Las autoridades de Estados Unidos, Reino Unido y Australia han anunciado un nuevo acuerdo a tres bandas bajo las siglas AUKUS -acrónico del nombre de los tres países en inglés- con el que buscan desarrollar una asociación en materia de seguridad y combatir el dominio de China en la región del Indo-Pacífico.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, su homólogo británico, Boris Johnson, y el presidente estadounidense, Joe Biden, han protagonizado un encuentro por videoconferencia en el que han dado cuenta de esta nueva alianza, ha informado la Casa Blanca.

Este acuerdo permitirá a las tres naciones compartir tecnología con el fin de garantizar la seguridad cibernética, la inteligencia artificial, los sistemas submarinos y sistemas de largo alcance con el fin de "defender los intereses comunes en el Indo-Pacífico" y así "hacer frente a los desafíos del siglo XXI", tal y como han señalado los firmantes en un comunicado.

"Promoveremos un intercambio más profundo de información y tecnología, fomentaremos una integración más profunda de la ciencia, la tecnología, las bases industriales y las cadenas de suministro relacionadas con la seguridad y la defensa y, en particular, profundizaremos significativamente la cooperación en una variedad de capacidades de seguridad y defensa", han remarcado.

El primer paso de este convenio consiste en que la Armada Real australiana podrá contar con acceso a tecnología necesaria para la fabricación, por primera vez, de submarinos de propulsión nuclear, algo que pone fin al acuerdo del país oceánico con Francia para la fabricación de submarinos de diseño francés.

Esta propuesta ya se había descrito anteriormente como "la peor pesadilla de China" en la región, pues podría "inclinar la balanza miliar en Asia" en un momento de tensiones entre China y Estados Unidos, quienes maniobran para limitar la influencia global del contrario.

Sin embargo, aunque desde la administración de Biden han remarcado que el objetivo de este acuerdo no es tan solo desafiar a China. "Esta asociación no tiene como objetivo ni se trata de ningún país, se trata de promover nuestros intereses estratégicos y defender el orden basado en reglas internacionales", ha apuntado un funcionario estadounidense a la cadena CNN.

Por su parte, la embajada China en Washington ha lamentado la puesta en marcha de AUKUS y ha invitado a sus firmantes a que se deshagan de su "mentalidad de Guerra Fría y sus prejuicios ideológicos", tal y como recoge la cadena china RTHK.

"Los países no debería construir bloques excluyentes que tenga como objetivo o dañen los intereses de terceros. En particular, debería deshacerse de su mentalidad y prejuicios ideológicos de la Guerra Fría", ha aseverado el portavoz de la Embajada, Liu Pengyu.

Además, de la firma de este acuerdo, la próxima semana Biden acudirá a una cumbre del Diálogo de Seguridad Cuadrilateral (QUAD) en el que están integrados tanto Estados Unidos como Australia junto a Japón e India.

Esta agrupación también es considerada como una forma de afianzar el liderazgo estadounidense en Asia, e incluso se ha intentando involucrar a otros líderes asiáticos con la visita de la vicepresidenta, Kamala Harris, a Singapur y Vietnam el pasado mes de agosto.

Todos estos movimientos tienen también como telón de fondo la conversación telefónica que mantuvieron el presidente chino, Xi Jinping, y el mandatario estadounidense la pasada semana en la que abordaron la necesidad de evitar un conflicto.

Acuerdo "histórico"

"Hoy, nos unimos a nuestras naciones en un acuerdo para la próxima generación, construido sobre una base sólida de confianza probada", ha celebrado el primer ministro de Australia, quien ha remarcado que estos Washington, Londres y Canberra "siempre" han visto el mundo "a través de una lente similar".

Ahondando en este aspecto, Morrison ha remarcado que Estados Unidos, Australia y Reino Unido están convencidos en el esfuerzo de crear un mundo "que favorece la libertad, que respeta la dignidad humana y el estado de derecho, la independencia de los estados soberanos y el compañerismo pacífico de las naciones".

Por su parte, Johnson, quien se ha unido a la conversación telemática desde Downing Street, ha señalado que el pacto también tiene como objetivo generar empleos en Gran Bretaña.

"Estamos abriendo un nuevo capítulo en nuestra amistad", ha celebrado Johnson, quien ha querido aclarar que los submarinos "serán propulsados por reactores nucleares, no armados con armas nucleares" y que el rol de Reino Unido estará "en consonancia" con sus "obligaciones de no proliferación".

En esta misma línea, desde Washington han puesto en valor que tanto Australia como Reino Unido han sido "durante mucho tiempo socios fieles y capaces" y que AUKUS "profundizará" esta cooperación.

"Hoy estamos dando otro paso histórico para profundizar y formalizar la cooperación entre nuestras tres naciones porque todos reconocemos el imperativo de garantizar la paz y la estabilidad en el Indo-Pacífico a largo plazo", ha aseverado Biden.

Finalmente, el presidente estadounidense ha apuntado que AUKUS es algo necesario pues permitirá abordar "tanto el entorno estratégico actual de la región (Indo-Pacífica) así como su evolución".

A continuación