Las vidas que no importan al Black Lives Matter y que silencia la izquierda

El terrorismo callejero en Estados Unidos ha dejado a su paso una decena de víctimas mortales y centenares de heridos de los que nadie habla.

Elena Berberana

Las víctimas por la violencia desatada tras la muerte de George Floyd están siendo silenciadas y apenas hay cifras oficiales. A los del movimiento Black Lives Matter parece que hay vidas que les importan menos que otras, o mejor dicho, que no les importan nada si esas víctimas rompen con el relato del racismo sistémico. Hasta ahora no se han pronunciado las fundadoras del BLM. Tampoco se oye a los políticos demócratas hablar sobre las muertes que ha dejado a su paso el terrorismo callejero de los Antifa.

Nadie ha hincado las rodillas por ellos, han quedado relegados al olvido. Ni homenajes, ni carteles, ni manifestaciones. La censura mediática en Estados Unidos marcada por la agenda izquierdista, hace apenas imposible recabar los datos oficiales sobre la cifra de fallecidos. Se trata de víctimas negras y blancas que perdieron la vida durante las reyertas y disturbios a manos de manifestantes que formaban parte de las protestas, e iban armados destruyendo todo lo que veían a su paso. La prensa local y algunos medios como la Fox, la CNBC y las redes sociales se han hecho eco a duras penas de las muertes de las que han ido informando los departamentos policiales de cada distrito o ciudad.

Uno de estos crímenes, que ha sacudido a la opinión pública y ha puesto de relieve la irresponsabilidad de los políticos demócratas por alentar y azuzar el odio, ha sido el del asesinato a sangre fría del excapitán retirado David Dorn. Aún en el suelo, con el agente agonizando, un usuario grabó las dramáticas imágenes que recorrieron las redes sociales. David Dorn, al igual George Floyd, era afromericano. El izquierdismo mediático occidental no se ha hecho eco de su cruel fallecimiento.

David Dorn había acudido a auxiliar a un amigo suyo a una casa de empeño donde había saltado la alarma por los saqueos de los Black Lives Matter en San Luis, Misuri. Era el octavo día de revueltas y caos. De madrugada, el excapitán fue tiroteado en plena calle por uno de los saqueadores Antifa, al lado del comercio de su amigo. En su mano, en el momento del fallecimiento no tenía una pistola, Dorn solo llevaba su teléfono móvil que permaneció encendido. Nadie fue a socorrerle. Su viuda y familiares hablan muy claro: "La vida de David Dorn importa".

david-born-su-mujer.jpg
David Dorn y su mujer en una foto reciente

David Underwood, un oficial del Servicio Federal de Protección también fue asesinado a tiros frente a un tribunal de Estados Unidos en Oakland California. El hombre de 53 años recibió varios impactos de bala procedentes de vehículos que participaban en las protestas de los Antifa. "Un vehículo se acercó al edificio. Una persona dentro de un coche comenzó a disparar a los oficiales de seguridad contratados para el Servicio Federal de Protección del Departamento de Seguridad Nacional", decía el informe del FBI.

david-underwood.png
David Underwood

La familia está consternada y gravemente afectada. El padre de Underwood había servido toda su vida a las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos. Underwood era el hermano menor de Angela Underwood Jacobs, un candidato republicano para el Congreso en Lancaster (Condado de Los Ángeles). El sábado, Jacobs publicó en Facebook: "Mi hermano, Dave Patrick Underwood, un oficial federal, fue asesinado el 5/29/20 en Oakland California, mientras estaba de servicio durante los disturbios", se lee en la publicación. "Esta violencia debe detenerse", pedían sus familiares.

Igualmente, la joven Italia Marie Kelly de 22 años fue hallada sin vida tras recibir varios disparos. En su caso, había acudido a la manifestación en Davenport por la muerte George Floyd cuando en mitad de la violencia callejera, Marie Kelly fue abatida por uno de los manifestantes.

italia-marie-kelly.jpg
Italia Marie Kelly, joven fallecida

José Gutiérrez, de 28 años, ha sido otra de las víctimas de las muertes trágicas consecuencia del vandalismo BLM. Según la investigación, el joven solo era un mero espectador de los saqueos cuando el supuesto asesino, Zion Haygood, le disparó a sangre fría en Mineápolis. Ese mismo día y cerca del lugar, Victor Cazares Jr, de 27 años, murió en mitad de un tiroteo al final de la noche. La investigación de la oficina del médico forense del condado de Hennepin concluyó que tampoco Victor tenía nada que ver con la manifestación de George Floyd y calificó ambas muertes de homicidios en una jornada que se saldó con 60 detenidos. Uno de estos detenidos era la pareja de Ochea Brown, una chica de 28 años que apareció sin vida en un vehículo durante las manifestaciones.

En la retina de la opinión pública todavía están presentes los numerosos incendios y quema de iglesias, tiendas y edificios públicos. Hileras de vehículos policiales y privados aparecían totalmente calcinados a causa de la ira Antifa. En uno de estos coches, pasto de las llamas, apareció muerto Francisco Montiel, de 46 años. El forense concluyó que había muerto por homicidio.

chris-beaty.png
Chris Beaty, exjugador de fútbol fallecido

Chris Beaty, un exjugador de fútbol de Indianápolis, se encontró envuelto sin querer en el área del centro de las protestas en su ciudad. Murió durante un tiroteo originado en las revueltas en una madrugada en la que la policía local aseguró que había perdido el número de disparos reportados en la zona.

Otra de las víctimas ha sido Shay Mikalonis, un policía que recibió un disparo en la cabeza durante una protesta en Las Vegas Strip. En su caso ha sobrevivido pero su cuerpo está paralizado del cuello para abajo, "tiene un ventilador para respirar y no puede hablar", sentenció su familia en un comunicado difundido por la policía.

shay.jpg
Shay Mikalonis, el policía se ha quedado paralítico

Los fiscales acusaron a un hombre de 20 años de disparar deliberadamente a Mikalonis durante la protesta. El delincuente es uno de los cientos de detenidos en todo el país. Un juez que revisó los hechos explicitó que el vídeo de la policía muestra a Edgar Samaniego, el manifestante acusado, "caminando, sacando un arma y disparando a los oficiales".

El creciente autoritarismo mediático y político izquierdista en Occidente ha ocultado estas muertes. Valga este pequeño recordatorio como homenaje. Porque sus vidas también importan.

A continuación